J!Analytics

Rubén Pascual Cabré

Rubén Pascual Cabré es un escritor novel alcañizano que presentó el pasado viernes 18 de junio su primera novela, "Los portales del tiempo", impresa por la editorial "Atlantis". La presentación, a la que acudieron en torno a 60 personas tuvo lugar en el Auditorio del Palacio Ardid de Alcañiz. Tras dar a conocer el libro, se vendieron y firmaron los ejemplares.

Conozcamos algo más sobre la novela y su escritor:

-¿Dé que trata tu novela "Los portales del tiempo?
Es una gran historia compuesta por muchas pequeñas historias donde hay un choque muy grande entre dos naciones imaginarias. Y la única forma de que la gran guerra que se avecina termine es abriendo los portales del tiempo.
Es una gran aventura donde hay mucha magia, personajes muy peculiares y una trama cósmica en la Tierra.

-¿A qué tipo de lector va dirigida?
A partir de 13 años, a todo aquel que le guste la literatura fantástica y una lectura divertida y entretenida.


-A pesar de ser una novela fantástica ¿refleja aspectos de la realidad de nuestra sociedad actual?
Absolutamente. Por ejemplo, refleja la naturaleza animista de nuestro planeta y la creación. El control de masas al que está sometida la humanidad, reflejada en la novela a través de la Red Mesmérica. Y muchas otras semejanzas que cada uno podrá descubrir por si mismo.

-¿"Los portales del tiempo" puede clasificarse como una obra crítica, educativa o constructiva?
Particularmente crítica no. Muy educativa y constructiva sí, sobretodo porque plantea un desenlace de los acontecimientos muy diferente al típico final donde ganan los buenos a los malos o los malos a los buenos. La magia de "Los portales del tiempo" es justamente eso, ir más allá del bien y del mal.

-A demás de leer y escribir tienes otra afición: viajar. ¿Haces referencia en tu novela a culturas y formas de vida de algunos de los lugares donde has estado?
Si. Muchos de los pueblos que aparecen en la novela están inspirados en mi contacto con algunas culturas indígenas y conocimiento de civilizaciones antiguas como la Maya y algunos pueblos amazónicos e indígenas de América del Norte. Y también de comunidades actuales donde la manera de vivir camina hacia la visión de una nueva tierra y una nueva humanidad. Algunos lectores podrán apreciar esbozos de culturas como la cátara, la celta...

- ¿Está presente la religión en tu historia?
Más que la religión, están muy presentes muchas de las filosofías espirituales de nuestro planeta, integradas perfectamente en el entramado de la historia sin tener demasiada identidad concreta.


- ¿Qué tipo de seres dan vida a la novela?
Hay muchos personajes diferentes, por ejemplo, Kitai y Kendah, que son los dos niños protagonistas encargados de abrir los portales del tiempo. El gran Drumbagá, que es el emperador del imperio Maun y el guerrero más sangriento, además de ser el padre de Kendah y que se irá transformando sorprendentemente poco a poco según se vayan abriendo los portales.
Por nombrar alguno más está Arrendajo, el viajero azul, que es un ser de otras galaxias, la Abuela Lii-Maak, que es la mensajera de la gran nada, los nómadas del tiempo, guerreros, chamanes, tribus, sacerdotes oscuros y la luminosa órden sibilina entre muchos más.

- ¿Cuál es el mensaje de tu libro?
Que la vida es arte. La importancia del profundo respeto y comunión con la naturaleza y toda la creación y, sin duda, que más allá de todas las diferencias que parecen separarnos, nos guste o no, todos somos hermanos y hermanas. Y por tanto el mensaje esencial es la paz planetaria y la apertura al cosmos.

- ¿Estás trabajando en otros libros?
Estoy gestando uno nuevo.

 

-