J!Analytics

Los Vivancos

Los Vivancos son siete hermanos que tienen nombres bíblicos: Elías, Judáh, Josué, Cristo, Israel, Aarón y Josué.
Son artistas que llevaron trayectorias profesionales separadas por España, Inglaterra, Francia, Estados Unidos entre otros lugares del mundo.
Su arte mezcla diferentes disciplinas como el flamenco, la danza clásica y contemporánea, las artes marciales y el circo. Además tocan diferentes instrumentos musicales como el violín o la percusión flamenca.
Fueron estos siete artistas los que pisaron con su baile enérgico el pasado sábado el escenario del  Anfiteatro Pui Pinos de Alcañiz inaugurando el Festival Castillo de Alcañiz de este año.
A primera vista su actuación parece de lo más suelta y espontánea, sin embargo, estos bailarines también ensayan. Y hacen un gran esfuerzo, porque producen, dirigen e interpretan sus obras. Fue en un descanso, durante el ensayo previo a la actuación del sábado, cuando, entre risas, algo nerviosos por la timidez que le causaba a cada uno hablar ante el resto de sus hermanos, cuando nos contaron parte de su vida.

 

  • Vuestra infancia tuvo que ser muy diferente a la de los demás niños, ya que desde pequeños estáis muy involucrados en el mundo artístico.

Hemos tenido una infancia muy privilegiada. En nuestra casa estudiar la danza y la música fue para nosotros como un juego. Mis hermanos y yo cuando nos quisimos dar cuenta, sabíamos bailar, tocar instrumentos, hacíamos acrobacias… Entonces todos los recuerdos que tenemos son fantásticos y estamos muy agradecidos.
Aparte, estudiando danza era donde estaban todas las chicas siempre. Estábamos más contentos.

  • ¿Fueron vuestros padres los que os motivaron a interesaros por el arte escénico?

Nuestro padre, era un artista, un gran músico y él fue quien nos inculcó la danza y el arte. De siempre. Siempre quiso que formáramos un grupo como hermanos y creamos esta compañía. Hemos cumplido su sueño y nuestro sueño.

  • Habéis llevado trayectorias profesionales distintas y por separado tanto dentro como fuera de España. ¿Durante este tiempo os mantuvisteis en contacto?

Siempre hemos estado en contacto. Nos separamos simplemente para coger experiencias que luego aportasen al grupo una calidad que, si no lo hubiésemos hecho no tendría. Bailar con Joaquín Cortés o sobre un tablao flamenco te trae unas experiencias y te permite juntarte y crear una compañía.
Fue bastante breve. Fueron cuatro años en los que estuvimos siempre en contacto. Mientras se iba formando personalmente cada uno en su carrera, también se estaba formando la idea de empezar juntos.
Fue como el dicho: triunfar en solitario hace más fácil triunfar después juntos.

 

¿Cómo y por qué surge la idea de juntaros los siete hermanos para crear un espectáculo?

La verdad es que la idea ya la teníamos desde pequeños. Siempre la hemos tenido en la cabeza y, cuando hemos tenido las armas para hacerlo pues lo hemos hecho.
Antes de este espectáculo, en Canadá ya hicimos algunas cosas juntos. Siempre hemos ido haciendo cosas juntos, como números más cortitos, presentaciones en festivales, para, al final, acabar en este espectáculo completo.
Es una vida dedicada al arte. Luego ya veremos lo que hacemos, pero ahora estamos dedicados al arte y vamos llevando a España por todo el mundo.
Y divirtiéndonos, como puedes ver (ya que durante toda la entrevista no dejan de reírse). En familia es lo que pasa, hay confianza.

  • ¿Cuáles son las técnicas que mezcláis para llegar a crear este arte único que os caracteriza?

Son muchos años de experiencia de trabajo, de danza clásica, jota, flamenco, bolera… todas las técnicas que hay en el baile. Son siete años de carrera. Fusionamos incluso un poco de brake dance que bailábamos en la calle cuando éramos más jóvenes, con flamenco, ballet clásico, contemporáneo, hip hop, acrobacias… Además cada uno de nosotros tocamos un instrumento y creamos diferentes tipos de música como ritmos latinos, flamenco, incluso interpretamos las obras de grandes clásicos como Bach (Paganini), con una pincelada de jota para disfrute del público, que lo agradece.

  • ¿En cada lugar al que vais hacéis un guiño de la música regional propia del sitio?

No, nos gusta la jota aragonesa sobre todo. En el espectáculo hemos metido la jota. Siempre lo hacemos, vayamos donde vayamos, a Rusia, China o Aragón, lo hacemos.
Es verdad que hay un momento cómico, sí que hacemos un gag del lugar adonde vamos para que el público se sienta identificado. Hoy haremos homenaje al partido de mañana (domingo).

  • ¿Vuestros nombres son reales?

Si, son nombres bíblicos pero no tienen nada que ver con la religión. Son reales. Están todos en la Biblia, son los primeros que encuentras.

  • ¿Cómo compagináis espectáculo y amor?

Muy difícil. Muchos espectáculos y muchos amores. La verdad es que desde el escenario vamos mirando a ver si hay muchos amores por ahí.
A veces, cuando nos está haciendo una entrevista una chica pues le decimos simpáticos: qué pulsera más bonita.

 

-