J!Analytics

Buscador de noticias

La historia de la Carrera del Pavo, por José María Maldonado
Jueves, 27 de Diciembre de 2018 00:00

Con motivo del medio siglo que cumplirá el próximo 31 la Carrera del Pavo de Alcañiz, el organizador, el Club de Atletismo Tragamillas, ha querido profundizar en el origen de esta prueba enviando el artículo del historiador José María Maldonado, quien fue uno de los primeros corredores de esta tradicional prueba:

“CARRERA DEL PAVO. ¿50 ANIVERSARIO? ¿O SON 54?

Igualada con la San Silvestre Vallecana, es la más antigua de España.

Cuando todavía no había nadie que practicara atletismo en Alcañiz se realizó la primera edición de la que desde el principio sería conocida como la “Carrera del Pavo”. La razón, muy sencilla: el premio del ganador consistía en la entrega de un pavo vivo además de 1000 pesetas (6€) y de una botella de champán (no se usaba todavía la palabra cava). El ganador de la carrera fue Ángel Ariño (Cipriano) que le sacó seis segundos de ventaja a Ángel Cortés (500 pesetas y botella), un minuto a Ángel Chulilla (250 pesetas y botella) y cinco segundos más a Rafael Pellicer que se conformó con 100 pesetas y una botella. Finalizaron la carrera, que consistió en dar una vuelta al pueblo por el mismo lugar que lo hace la procesión de los tambores, 24 corredores. Los premios fueron sufragados por la empresa Gracia-Caminals y el promotor de la prueba fue Félix Alonso ayudado por los jugadores del Alcañiz C.F.

Todo empezó el 31 de diciembre de 1965.

Sobre 1968, con el apoyo de Rafael Pellicer, se iniciaron en el atletismo los primeros atletas alcañizanos, Luis Lahoz y Andrés Joven, a los que seguirían pronto José María Maldonado y Miguel Ángel Vaquero y a los que se uniría algo después Pedro A. Ferrando, Capillero. No contaban ni con chándal, ni con entrenador ni con zapatillas de atletismo y mucho menos con un club que los amparara. El Seat 600 de Rafael era su autobús de desplazamientos a las carreras de Zaragoza donde habitualmente lograban muy buenos resultados, ganando en numerosas pruebas.

No sería hasta el año 1969 cuando la prueba cambió al recorrido actual para que el público siguiera mucho mejor la carrera y mantuviera el interés con los sucesivos pasos por la plaza de España. Igualmente se inició la participación de otra categoría para que de esta forma pudieran participar los chavales jóvenes. La carrera femenina tardó un poco más a realizarse y no siempre tuvo continuidad por falta de participantes.

De este éxito de la carrera y para apoyar a los jóvenes atletas, surgiría el club que los iba a amparar, el Club Polideportivo Alcañiz, que enseguida, haciendo caso a su nombre, ampararía a la sección de balonmano. Hubo muchas personas que apoyaron durante años a este club, pero podríamos destacar a José Antonio Lahoz (Pistolas) y al gran José María Pascual.

La carrera del Pavo y el atletismo alcañizano han pasado desde aquellos años por muchas y muy variadas vicisitudes, con subidas y bajadas en el número de atletas que practicaban este formativo deporte y que competían el último día del año. Sería el ayuntamiento con la implicación del Servicio Municipal de Deportes y de sus trabajadores los que se harían cargo de la prueba dándole un nuevo impulso hasta llegar a la actualidad que es el Club de atletismo Tragamillas, el responsable del éxito de la carrera.

Para los que iniciamos el atletismo en la ciudad, nos alegra muchísimo ver a cualquier hora y por cualquier lugar a tantas personas de todas las edades practicando este deporte. Además contamos con un buen número de atletas masculinos y femeninos que están destacando en todas las carreras que a nivel aragonés y nacional realizan, y de los que podremos disfrutar el día 31 por las calles de Alcañiz.

Pero esta carrera es diferente, la participación de tantos niños desde la categoría chupete a las de juveniles, pasando por las populares y las de disfraces, hace que la espera a las de féminas absolutas y a la de los chicos se nos haga divertido. No importa tanto quién gana, sino verlos pasar con esas caras llenas de entusiasmo o de tristeza, dependiendo de la edad que tengan. Y luego verlos a todos con su cara de alegría cuando les reparten la bolsa con el premio. Y mientras tanto se repite la misma pregunta de todos los años: ¿Hay alguien que pueda ganar a Alberto Sábado?

Así pues, de lo que se cumple el cincuenta aniversario es de la Carrera del Pavo en el circuito de calle Alejandre y calle Blasco, pero es algo más, 54 exactamente, las carreras que se van a cumplir desde que en realidad se inició la primera prueba”.

 

Compartir

 

 

 

-