J!Analytics

Recibe las noticias en tu e-mail


Desarticulada organización criminal dedicada al tráfico de drogas en el Bajo Aragón
Escrito por Violeta Amada   
Martes, 19 de Diciembre de 2017 00:00

La Guardia Civil ha desarticulado una organización criminal dedicada al tráfico de drogas que actuaba en Alcañiz, en el Bajo Aragón Caspe, en el Bajo Martín y en el Bajo Cinca.

Se ha detenido a 7 personas por delitos de tráfico de drogas, blanqueo de capitales y pertenencia a organización criminal. Se trata de 4 mujeres y 3 hombres residentes en Caspe, todos ellos de nacionalidad española y con edades comprendidas entre los 24 y los 48 años. A todos les constaban antecedentes policiales por tráfico de drogas.

En 5 registros realizados el pasado 11 de diciembre en los domicilios de los detenidos los agentes han intervenido 123 gramos de cocaína de gran pureza, 1.380 euros en efectivo, una prensa hidráulica para mezclar sustancias estupefacientes, una báscula de precisión, 17 teléfonos de alta gama y un vehículo utilizado para los desplazamientos a las diferentes localidades donde se realizaba la venta de las sustancias estupefacientes.

La operación que ha permitido la desarticulación de esta organización ha sido desarrollada por el Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Caspe desde principios de octubre, cuando se supo de la posible existencia de un inmueble en Caspe cuyos moradores podrían estar dedicándose al tráfico de drogas entre jóvenes de la población y alrededores.

Los agentes investigaron tanto a los moradores, que estaban de alquiler, como a varias personas de su entorno que, según la Guardia Civil, estarían involucradas también en este tipo de delitos. Un total de 7 personas que usarían esa vivienda como punto de venta de estupefacientes y que estarían perfectamente organizados, con distribución de funciones dentro de la red.

La organización criminal

Según detalla la Guardia Civil, los integrantes de la red tenían bien distribuidas las labores dentro de la organización.  Uno de ellos, considerado como cabecilla se encargaba de dirigir la actividad, contactaba con los proveedores para adquirir las sustancias y realizaba los pagos de las mismas.  Otros miembros se encargarían del traslado de droga, mezcla de la sustancia y posterior venta de las dosis entre los compradores de las localidades y el resto se dedicaba a las labores de vigilancia mientras se realizaban estas actividades.

Tras investigación patrimonial se ha determinado que el único ingreso económico de los criminales era el que obtenían con la venta de sustancias estupefacientes y que destinarían a la adquisición de bienes y gastos corrientes.

Los detenidos, a los que se les imputa pertenencia a organización criminal, delito contra la salud pública por tráfico de drogas y blanqueo de capitales, quedaron a disposición judicial el día 14 de diciembre y se decretó el ingreso en prisión de 2 de ellos.

 

Compartir

 

 

 

-