Banner

J!Analytics

Recibe las noticias en tu e-mail


Más de 950 bajoaragoneses han recibido hospitalización a domicilio
Miércoles, 06 de Septiembre de 2017 00:00

La hospitalización a domicilio es un sistema mediante el cual los pacientes son ingresados en sus casas como si estuviesen en el hospital, atendidos por los mismos profesionales sanitarios y con los medios necesarios.

Desde que la hospitalización a domicilio se puso en marcha en 2015 en el hospital de Alcañiz, han sido atendidos con esta unidad 950 pacientes hasta el pasado mes de julio.

De estos pacientes, 828 fueron dados de alta por haberse curado, 65 fueron reingresados en el hospital, entre otros motivos por agravamiento de la enfermedad o por cambio de opinión de la familia. 50 fueron dados de alta por fallecimiento, un 5,26% frente al 4,79% de la mortalidad total de pacientes ingresados en el hospital en las mismas fechas.

Desde el inicio y hasta la actualidad, solo reciben este tipo de asistencia sanitaria pacientes residentes en poblaciones a 40 minutos como máximo del hospital, por motivos de seguridad.

Entre las fechas citadas se han recorrido 206.195 kilómetros para estas atenciones.

El diagnóstico principal más frecuente es la insuficiencia cardiaca descompensada, siendo las infecciones respiratorias (neumónicas o no y las exacerbaciones infecciosas de EPOC) el motivo más frecuente de ingreso.

Los cuidados prestados son muy numerosos y complejos. Solo por citar algunos, se administra medicación intravenosa directa o mediante bombas, se realiza oxigenoterapia, extracción de analíticas, realización de ecografías, obtención de muestras para cultivo en medios de cultivo especiales y mediante técnicas hospitalarias, sondajes, tratamientos del dolor con derivados mórficos, fisioterapia respiratoria o paracentesis y toracoentesis.

El responsable de este servicio en el hospital de Alcañiz, Francisco de Asís Marcilla, explica que la hospitalización a domicilio no puede ser asumida por otros colectivos, como puede ser Atención Primaria o el ESAD (Equipos de Soporte de Atención Domiciliaria), lo que se debe a cuestiones técnicas, como el acceso a pruebas o la política de suministro de antibióticos. “Solo cuando es una asistencia proporcionada por sanitarios del hospital de referencia se consigue mejorar el funcionamiento del propio hospital”, indica Francisco, que cita el siguiente ejemplo: “muchas veces priorizamos el ingreso en casa de un paciente del hospital de Alcañiz que necesita estar aislado por riesgo de contagiar o contagiarse y ésta decisión "libera" una habitación doble del hospital”.

Desde el funcionamiento de la hospitalización a domicilio, estas son algunas de las conclusiones extraídas:

-    Es seguro y no aumenta la mortalidad global del hospital.

-    Permite disminuir la ocupación del hospital, las camas cruzadas y la desprogramación de intervenciones quirúrgicas.

-    Las complicaciones más frecuentes de estos pacientes son la retención aguda de orina, el delirium, la insuficiencia renal aguda, la flebitis química y la descompensación hiperglucémica, siendo las úlceras por presión y la infecciones nosocomiales propias (no heredadas del hospital), de una incidencia cercana a cero y el delirium (agitación), menos frecuente que en los pacientes de hospitalización convencional.

-    Las infecciones suponen un 81% de los problemas clínicos de los pacientes (como primer o segundo diagnóstico), siendo las infecciones respiratorias las más frecuentes (69%), el agente etiológico más frecuente (tras no filiado) las infecciones por Pseudomona y el antibiótico más utilizado el Levofloxacino, la ceftriaxona, la Piperacilina-Tazobactam y el Ertapenem ( en éste orden).

-    El modelo de hospitalización a domicilio permite sumar calidad asistencial (nueva prestación, segura y de calidad) y mejorar el funcionamiento global del hospital.

Francisco de Asís indica que el grado de satisfacción entre los pacientes es muy alto. “Al final del ingreso entregamos una encuesta anónima para que los pacientes y familias nos evalúen”, no solo para conocer su grado de satisfacción, sino para saber “cuál es la esfera asistencial peor valorada para establecer medidas de mejora”.

Francisco concluye que “aún no hemos explotado dicha información, pero la mayoría de los pacientes nos otorgan la mejor puntuación en todo y como sugerencia de mejora suele repetirse con mayor frecuencia que a los pacientes les gustaría saber con mayor precisión la hora de la visita, para que las familias (cuidadores) puedan organizar sus quehaceres diarios mejor”.

 

Compartir

 

 

-