Banner

J!Analytics

Recibe las noticias en tu e-mail


Alcañiz. Los últimos hallazgos de arte rupestre tienen importancia mundial
Escrito por Violeta Amada   
Viernes, 01 de Diciembre de 2017 00:00

El Taller de Arqueología de Alcañiz se propuso crear un inventario de evidencias humanas sobre soportes rupestres y comenzó su trabajo de campo en 2016 en el término de Alcañiz. Dio relevantes frutos el mismo año, cuando se hallaron tres conjuntos rupestres en esta ciudad.

Ayer se explicaron en el Congreso Internacional de Humanidades, que se desarrolla en el auditorio del Palacio Ardid.

Su descubridor, Jesús Carlos Villanueva, dijo que se daba por hecho que habría más pinturas rupestres en Alcañiz además de las de Val del Charco del Agua Amarga. Se acercó a lugares cuyas características, como la proximidad del agua, hacían probable el establecimiento de grupos de personas en la prehistoria.

A Villanueva le sorprendió que pese a haber cerca terreno de cultivo, habían pasado desapercibidos durante miles de años. El primero de los tres conjuntos hallados está compuesto de figuras de estilo esquemático.

Estas pinturas están siendo estudiadas por Paloma Lanau, que realiza sobre ellas su tesis doctoral.
Para los expertos es difícil saber qué representan, ya que lo que se cree que son figuras humanas están hechas con trazos muy simples, así como lo que, aparentemente, son árboles o vegetación.

Más tarde se descubrirían dos conjuntos de estilo levantino. En uno de ellos hay unas trece figuras humanas alrededor de un ciervo y en el otro destaca la gran figura de un cazador.

Manuel Bea, experto en arte levantino, explicó ayer las peculiaridades de estos conjuntos, relacionándolos con figuras de otros abrigos españoles. En el abrigo presidido por el ciervo, Bea destacó que hay una figura en posición de relax, aparentemente sentada, con una pierna cruzada sobre la otra. No es nada frecuente encontrar figuras así, dijo, apuntando el hallazgo de una figura similar en Castellón y de otra en Valencia.

El gran tamaño de la figura del cazador (60 centímetros) podría clasificarla en el estilo “macro levantino”, dijo el experto.

Bea quiso que quedase claro que el hallazgo de estas pinturas es de una gran importancia. Dijo que en 1998 se declararon Patrimonio Mundial conjuntos de pinturas, como las de Val del Charco del Agua Amarga, que son exactamente iguales a estos por relevancia, pero que estos ya no pueden declararse así, simplemente porque ya se cerró la lista para ello. En cambio, se han declarado Bien de Interés Cultural.

El arqueólogo José Antonio Benavente indicó que el hecho de que Alcañiz se haya puesto de moda para escalar rocas por expertos de muchos países en esta materia, puede suponer una amenaza.

De hecho, apareció una roca desgastada, aparentemente por la práctica de este deporte, junto a uno de los conjuntos hallados.

Como curiosidad, Benavente dijo que tras siglos sin que nadie hubiese descubierto estos abrigos, sólo tres meses después de que Villanueva hallase el conjunto del ciervo, una persona telefoneó a Benavente para decirle que había descubierto justo esa pintura rupestre. Por cierto, se trataba de un escalador.

Las pinturas se han vallado y han pasado a formar parte de la ruta de arte rupestre del Bajo Aragón, creada por la institución comarcal. Benavente dijo que su ubicación en un mismo trayecto, el del camino de la antigua vía, facilitará la visita conjunta.

Compartir

 

 

-