Banner
Banner

J!Analytics

Norbert Feher. UAGA, pendiente de las diligencias para mover ficha
Escrito por Violeta Amada   
Miércoles, 03 de Enero de 2018 01:00

El secretario general y el abogado de UAGA, en el Juzado de AlcañizEl secretario general y el abogado de UAGA, en el Juzado de Alcañiz

La Unión de Agricultores y Ganaderos de Aragón (UAGA) se personó este miércoles en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 2 de Alcañiz como acusación popular en las diligencias previas del caso de Norbert Feher, presunto autor de los recientes crímenes en el Bajo Aragón.

Pablo Martínez, el abogado de UAGA, explicó que la finalidad de su personación es “llegar a formular la acusación contra el responsable de tales hechos y conocer todas las diligencias realizadas hasta entonces por los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado. A raíz de ahí, nosotros podremos solicitar que se practiquen nuevas pruebas, nuevas diligencias y comprobar la efectividad de las realizadas hasta entonces”.

Martínez indicó que ello les permitirá tener la “base suficiente para realizar una acusación contra el autor de los robos y de los asesinatos y, además, si de ahí se pudiera derivar algún otro tipo de indicios y actuaciones que no han sido lo suficientemente diligentes, se derivarían las responsabilidades que fueran necesarias”.

Se refería a las actuaciones de los responsables de seguridad en la zona de Albalate y Andorra, manifestando al respecto que “nuestra interpretación es que consideramos que se podía haber hecho más, pero tenemos que comprobarlo” y argumentó así su cautela: “una mera sospecha, un leve indicio, una intuición no sirve para hablar de negligencia”.

Recordamos que se decretó el secreto de sumario, por lo que las partes personadas tampoco pueden conocer las actuaciones realizadas hasta que no se levante. Martínez dijo que por ahora se desconoce la duración que podría tener este secreto.

José Manuel Penella, el secretario general de UAGA, reiteró que la peligrosidad de la persona que andaba suelta por el Bajo Aragón cometiendo robos y que ya había disparado a matar a dos personas en Albalate, debería haberse detectado antes, tomándose las suficientes medidas de seguridad en la zona. “No era un “robagallinas”, no era un delincuente común”, dijo Penella, añadiendo que se dice que se actuó con el protocolo habitual cuando el caso “no era habitual”, sino que se trataba de alguien que “disparó a matar” y mientras se escondía robaba para subsistir. Los medios, consideró, fueron insuficientes.

El próximo 9 de enero UAGA se reunirá con el Justicia de Aragón para transmitirle estas consideraciones y para insistir en que se tomen las medidas adecuadas de seguridad en las zonas rurales.

Se trata de las mismas peticiones que hacen los familiares y amigos de José Luis Iranzo, asesinado junto a los guardias civiles Víctor Romero y Víctor Jesús Caballero. Las mismas peticiones que también manifestaron con su presencia los miles de concentrados en Andorra pocos días después de los crímenes.

 

Compartir

 

 

 

-