Banner

J!Analytics

Así se cometieron los asesinatos de Andorra, según su presunto autor
Escrito por Violeta Amada   
Jueves, 15 de Febrero de 2018 00:00

Norbert Feher (Facebook)Norbert Feher (Facebook)

El Juzgado de Alcañiz levantó parcialmente, el pasado martes, el secreto de actuaciones contra Norbert Feher, presunto autor de los tiroteos de Albalate y de los asesinatos de Andorra.

Pese a que las actuaciones no son públicas y sólo tienen acceso a ellas las partes personadas en la causa, ha trascendido la siguiente información extraída de las declaraciones de Feher a la jueza:

Norbert Feher, quien reconoció ser autor de los hechos, le contó a la jueza de Alcañiz que llegó desde Italia a España en bicicleta el 21 de septiembre. Por su cuenta. Sin ayuda de nadie.

Dijo haber estado en contacto con conocidos en España y concretamente en Valencia, a donde planeaba dirigirse tras los asesinatos de Andorra. Ya había vivido en esta comunidad, en las poblaciones de Xirivella y Catarroja.

Trabajó ilegalmente en una población de Lérida en el sector de la fruta.

Desde el día del tiroteo de Albalate (5 de diciembre) y hasta el día de los asesinatos de Andorra (14 de diciembre), vivió entre ambas poblaciones en el monte, en una tienda. Se dedicaba a leer la biblia, hacer fotos y contemplar la naturaleza.

También, presuntamente, se dedicó a robar en masicos y viviendas. Mató a un perro de uno de estos lugares. Se interpusieron denuncias de los robos.

Dijo que llevaba armas, porque siempre las había tenido “en su vida personal”.

Sobre el tiroteo a dos personas en Albalate, Feher explicó lo siguiente: entró al masico forzando la cerradura y disparó tres veces al ver que una de las personas llevaba “algo” en la mano.

Sobre el asesinato de José Luis Iranzo declaró que entró en un masico de esta población para coger “algo de comer”. Detectó a una persona que se acercaba al masico y escuchó un sonido que asoció con la recarga de un arma y, desde dentro, le disparó dos veces. Salió, comprobó que estaba muerta, que no llevaba ningún arma, y se marchó con un vehículo (el del asesinado, José Luis Iranzo).

Sobre los asesinatos a los Guardias Civiles Feher explicó que vio acercarse un coche sin luces ni sirenas, del cual bajaron dos personas armadas, las cuales, dijo, no supo que eran agentes. También dijo que no le dijeron nada y que empezaron a dispararle, rozándole una de las balas la frente y que, entonces, él les disparó un total de 17 veces usando las dos armas que llevaba. Dijo que se acercó a ellos, que todavía respiraban, y les quitó un arma, llevándose también bolsas con cargadores del coche de la Guardia Civil.

Feher huyó en el coche de Iranzo. Quería ir a Valencia. Pero pinchó cerca de Mirambel y el vehículo volcó.

Dijo que había bebido y que, cuando bebe, pese a ser capaz de conducir, es incapaz de andar, por lo que se quedó dormido junto al vehículo y no se despertó hasta que la Guardia Civil lo detuvo allí mismo.

El Juzgado no levantó el secreto de la investigación sobre los dispositivos electrónicos que se le requisaron a Feher cuando se le detuvo: un ordenador, un teléfono móvil y un sistema de almacenamiento USB.

Todas las actuaciones no serán públicas hasta que se celebre el juicio oral.

Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Aragón, este juicio, público, no tendrá lugar en el Juzgado de Alcañiz, que es donde se lleva la investigación, sino en la Audiencia Provincial de Teruel.

Se desconoce cuándo será el juicio, pero las mismas fuentes indican que todavía quedan muchos meses, ya que la investigación no ha concluido.

La información es muy amplia: se distribuye en dos tomos de 300 folios cada uno e incluye fotografías.

 

Compartir

 

 

 

-