Banner
Banner

J!Analytics

Investigados por la trama del laboratorio de Alcorisa declaran en el Juzgado de Alcañiz
Escrito por Violeta Amada   
Viernes, 20 de Abril de 2018 00:00

Los abogados José Luis del Valle y Sagrario ValeroLos abogados José Luis del Valle y Sagrario Valero

Tres trabajadores de la empresa Desarrollos Farmacéuticos Bajo Aragón (Defabar) de Alcorisa, declararon este jueves en el Juzgado de Alcañiz.

Están siendo investigados en relación a la operación Ayúrveda, mediante la cual la Guardia Civil desarticuló un entramado criminal dedicado a la importación, exportación, fabricación y distribución de medicamentos ilegales a nivel internacional. Estos medicamentos se fabricarían en el laboratorio de Defabar, ubicado en el polígono Los Estancos de Alcorisa.

Las empresas implicadas en esta trama, como la de Alcorisa, carecían de los permisos necesarios para la elaboración y comercialización de los medicamentos investigados.

Los medicamentos que se fabricarían allí estaban destinados a patologías graves, como a contrarrestar dolencias como la leucemia o afecciones cardíacas. Tanto sus prospectos, como el cartonaje y el etiquetado eran falsos, igual que las indicaciones sobre fabricante y origen.

Hay un total de 16 investigados.

Al salir del Juzgado, José Luis del Valle, abogado de uno de los investigados, dijo que su cliente, que se encargaba de diseñar el cartonaje de los medicamentos, no estaba involucrado en ningún hecho delictivo, indicando que “lo máximo que puede haber son unas infracciones administrativas”, que “ya se están ventilando en un procedimiento administrativo al margen de los Juzgados de Alcañiz”. Tales infracciones no son, dijo, “de la gravedad en la que se habla en el informe policial”. El abogado considera que en esas infracciones no hay “ninguna falsedad de ningún tipo de perjuicio para ningún tipo de consumidor, ni para el mercado del consumidor”. No hay falsificación, dijo, sino “interpretaciones administrativas”.

También a la salida del Juzgado, Sagrario Valero, la abogada dos trabajadores de Defabar dijo que sus clientes “son trabajadores a los que les ha salpicado, sin ningún tipo de relación con lo que pudiera haber”. Lo que sus representados pueden decir, indicó la abogada, “es muy poco, porque fue una actividad muy puntual y dentro de las competencias que ellos tenían, con lo cual no hicieron nada, pero la Guardia Civil lo que hace es investigar todo lo que está relacionado”.

La abogada dijo que está pendiente de una declaración para solicitar el sobreseimiento con respecto a sus clientes.

Actualmente la empresa sigue en funcionamiento, aunque con pocos trabajadores, en función de las autorizaciones que sí tienen.

 

Compartir

 

 

 

-