Banner

J!Analytics

Defensa deniega la pensión a la viuda de un guardia asesinado en Andorra y la AUGC se moviliza
Escrito por Violeta Amada   
Jueves, 21 de Junio de 2018 00:00

Las viudas de los guardias civiles asesinados, en homenaje en AlcañizLas viudas de los guardias civiles asesinados, en homenaje en Alcañiz

El Ministerio de Defensa ha denegado la pensión de viudedad a la mujer de Víctor Jesús Caballero, uno de los dos guardias civiles asesinados en Andorra, presuntamente por Norbert Feher.

Este miércoles, la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) ha emitido un comunicado considerando tal decisión “un insulto” y anunciando que los servicios jurídicos de esta asociación “recurrirán de inmediato la decisión de Defensa. Para ello usará, entre otros argumentos, el caso del Yak-42”.

Desde la AUGC explican que “según la resolución de Defensa, este Ministerio desestima el recurso interpuesto por la mujer del guardia civil Víctor Jesús Caballero Espinosa, asesinado por el delincuente de origen serbio. Para justificar su decisión cita la Ley de Clases Pasivas del Estado, un régimen que afecta a funcionarios incorporados a esos cuerpos antes de 2011, porque los ingresos de la viuda “superan 1,5 veces el salario mínimo interprofesional vigente” en el momento de la muerte del agente”.

Para AUGC “resulta evidente que ante el asesinato de estos compañeros no nos encontramos ante un hecho ordinario, sino extraordinario, y por lo tanto así debe contemplarse la solicitud de esta pensión de viudedad. La decisión de Defensa constituye un desprecio absoluto a la compañera del agente, que murió en un acto de servicio junto con su compañero. Cabe recordar, en este sentido, el caso de las viudas de los soldados muertos en el Yak-42, a las que el Gobierno sí reconoció la pensión por decreto”.

Añaden desde esta asociación que “resulta a todas luces incomprensible que el Estado actúe así ante el asesinato de sus servidores públicos. La frialdad y ausencia de empatía de esta decisión da buena cuenta de que hoy por hoy la Administración sigue considerando a los guardias civiles ciudadanos de segunda.

En esta misma línea se enmarca el hecho de que el chaleco antibalas oficial que vestía uno de los agentes asesinados, Víctor Jesús Caballero, no parase las balas, mientras que sí lo hizo la prenda que su compañero,Víctor Romero, había adquirido por su cuenta. Además, AUGC ha denunciado que el chaleco de Víctor Jesús, además de ineficaz, tampoco era de su talla, sino una mucho más pequeña.

AUGC lleva años reclamando que se proporcione a los agentes chalecos antibalas individualizados, que se ajusten adecuadamente a su anatomía, ya sea masculina o femenina”.

 

Compartir

 

 

 

-