Banner
Banner
Banner

J!Analytics

Desmantelada una banda criminal con un gran cultivo de droga en Nonaspe
Escrito por Violeta Amada   
Miércoles, 19 de Septiembre de 2018 00:00

La Policía Nacional ha detenido a cinco personas, tres de ellas en Nonaspe, como presuntas integrantes de una organización criminal dedicada al tráfico de estupefacientes. Se han incautado 2.262 plantas de marihuana de cultivo exterior, con un peso total de 180 kilos, una plantación ubicada en Nonaspe, donde se practicó uno de los dos registros y las tres citadas detenciones. También se ha intervenido cocaína.

Los detenidos, varios vinculados al Matarraña, son cuatro varones y una mujer que, presuntamente, conformaban una organización criminal especializada en la plantación, recolección y transformación de marihuana para su posterior comercialización en distintos puntos de Aragón, especialmente en el barrio de Las Delicias de Zaragoza, donde residían.

Las investigaciones comenzaron el pasado mes de julio, cuando se tuvo conocimiento de que en la comarca del Matarraña podría haber plantaciones de marihuana. Esta información se contrastó con otras más concretas de las que se disponía con anterioridad y que vinculaban a determinadas personas, afincadas en el barrio de Las Delicias de Zaragoza, con el tráfico de marihuana y cocaína y con lazos familiares en la comarca del Matarraña.

La organización estaba dirigida por dos varones con afinidad familiar, afincados entre las localidades de Nonaspe, en la comarca del Matarraña, y Zaragoza, los cuales contaban con la colaboración de otros para efectuar labores de cuidado y manejo de la plantación, procesado de la marihuana, así como la posterior venta de la misma.

Las investigaciones llevadas a cabo a lo largo de estos meses han permitido la identificación, localización y detención de todos los presuntos integrantes de la organización criminal, un total de cinco, por su vinculación con esta actividad ilegal.

Uno de los principales investigados fue detenido en el preciso instante en que se disponía a iniciar la recolección de buena parte de las plantas y en compañía de otras dos personas con labores secundarias en el entramado delictivo.

Las plantas intervenidas, un total de 2.262, en diferentes estados de crecimiento y la mayoría de ellas cogolladas, se encontraban en un paraje rural, en la localidad de Nonaspe, escondidas entre filas de almendros a los que no se prestaba cuidado alguno, no así a la marihuana, la cual estaba perfectamente ordenada (87 plantas en cada una de las 26 filas), regada mediante un adecuado sistema de goteo, abonada puntualmente y recolectada en cuanto alcanzaba la altura y producción deseada.

En los dos registros domiciliarios efectuados, uno en Zaragoza y otro en Nonaspe, los agentes intervinieron distintas cantidades de cocaína que arrojaron un peso total de 58 gramos, así como casi dos kilogramos de marihuana seca, dos balanzas de precisión, útiles para la plantación y cuidado de las plantas, reactivos para el procesamiento de la cocaína, dos carabinas de aire comprimido, macetas, abonos, plaguicidas y fungicidas, y más de 1.600 euros en efectivo.


Una de las viviendas registrada era el domicilio de un familiar directo de uno de los detenidos, una mujer de edad avanzada, que desconocía que su casa estaba siendo utilizada como secadero y almacén de envasado del estupefaciente.

Los dos principales cabecillas de la organización han ingresado en prisión provisional.

 

Compartir

 

 

 

-