Banner

J!Analytics

Los pantanos bajoaragoneses comienzan el año rollizos
Miércoles, 09 de Enero de 2019 00:00

Pantano de Cueva ForadadaPantano de Cueva Foradada

Los embalses del Bajo Aragón han comenzado el año con mucha agua, más que hace un año. Finalizando el 2018, el alto nivel del pantano de Cueva Foradada atrajo a curiosos, que ascendieron hasta la presa de Oliete para ver rebosar el agua por el aliviadero. Un vecino, de avanzada edad recordó que meses atrás había estado en la parte de Alcaine del pantano y que lloró de lo bajo que estaba. “Me han dicho que estaba casi lleno y he subido a verlo”, dijo desde la presa.

Este embalse ha empezado el 2019 a un 93% de su capacidad y ha tenido un incremento anual de volumen de 14,08 hectómetros cúbicos.

Destacan también las crecidas del pantano de Caspe, al 87,9% de su capacidad, con un incremento anual de volumen de 48,13 hectómetros cúbicos, del de Pena, al 71,2% y con un incremento anual del 2,96, y del pantano de Calanda, que se encuentra al 63,8% con incremento anual de 19,70 hectómetros cúbicos.

Las obras en el pantano de Santolea y en La Estanca mantienen vacío al primero y a un 40% al alcañizano.

 

 

Compartir

 

 

 

-