J!Analytics

Identifican a un cazador furtivo de aves en Andorra
Martes, 19 de Diciembre de 2017 01:00

Agentes de Protección de la Naturaleza del Gobierno de Aragón, en colaboración con la Policía Local de Andorra identificaron el pasado 10 de diciembre a una persona que estaba cazando pájaros de manera furtiva en el entorno del Pozo de San Juan, un parque en las inmediaciones de Andorra.

Se trataba de aves fringílidas, en cuya familia se encuentra el jilguero, el verderón o el pinzón. Para su captura usaba palos con una especie de pegamento muy fuerte en un punto con agua artificial preparado expresamente para ello.

Con esta técnica, masiva y no selectiva, cuando las aves se posan a beber se quedan pegadas en los palos.

Desde el Gobierno de Aragón explican que la utilización de esta técnica es muy dañina para las aves por su suciedad y toxicidad. Además, implica un sufrimiento añadido para ellas ya que quedan bastante impregnadas por la sustancia pegajosa que las atrapa, como puede verse en la foto del estornino que había sido capturado en el momento de la actuación. El pegamento utilizado es tan potente que daña seriamente el plumaje de las aves, siendo muy complicado el poder limpiarlos plenamente sin que se deterioren o incluso pierdan algunas de sus plumas.

Debido a la rápida intervención de los agentes, el individuo solo había capturado dos aves, aunque había restos de plumas pegados en los palos de otro tipo de fringílidos que habrían sido capturados en días anteriores.

Este procedimiento de caza es considerado como una infracción grave, e incluso puede ser considerado como un delito en función de las especies capturadas.

 

Compartir

 

 

-