J!Analytics

La basura orgánica del Matarraña incluye muchos restos impropios
Escrito por Violeta Amada   
Viernes, 31 de Agosto de 2018 00:00

Los residuos orgánicos recogidos selectivamente en el Matarraña con el sistema conocido como “Porta a porta” (puerta a puerta), están siendo tratados en la planta de Peñarroya de Tastavins para elaborar la primera partida de compost.
Se prevé que esté lista a principios del 2019, ya que el proceso de elaboración de compost dura unos siete meses.

En la planta se trían los restos eliminando los que no son compostables y posteriormente hay varios procesos de mezcla con astillas, riego y volteo.

La eliminación de los restos impropios lleva varios procesos y están apareciendo muchos, lo que indica que los usuarios de este sistema deben ser más cuidadosos a la hora de seleccionar en casa lo que tiran al cubo de orgánica. Eso es, precisamente, lo que se pide desde la institución comarcal del Matarraña, más cuidado.

Entre estos restos aparecen los siguientes:

•    Bastoncillos de los oídos
•    Palos de chupa-chup
•    Fragmentos de bolsas de productos envasados (envoltorios de magdalenas, envases de legumbres, etc)
•    Envoltorios de chicles y caramelos.
•    Envoltorios de helados
•    Envases de yogures, y sobre todo, las tapas de los mismos.
•    Bolas de papel de aluminio
•    Cuerdas
•    Precintos de botellas de aceite y briks de leche, zumos, etc.
•    Tapones de botellas y precintos de botellas.
•    Corchos (sintéticos) de botellas de vino
•    Chapas de botellas de cerveza y refrescos
•    Blisters y envases de medicamentos (¡Contienen restos de medicamentos!)
•    Compresas y envoltorios
•    Pajitas de plástico
•    Paquetes de tabaco y mecheros
•    Utensilios de cocina.

 

Compartir

 

 

 

-