J!Analytics

Buscar columnistas

Recibe las noticias en tu e-mail


Gonzalo Villa
Jueves, 21 de Diciembre de 2017 00:00

Trece deseos

1.    Que nuestra bandera sea del estilo de la imagen.

2.    Que podamos reconstruir un edificio renacentista en Alcañiz, realizar facsímiles de todo el contenido del Archivo histórico de la Corona de Aragón (sito en Barcelona), y colocarlo en bonitas estanterías de maderas nobles de Huesca. Mejor que lo bello esté por todo el mundo posible.

3.    Que dejemos atrás la mano invisible, eso que concluyó Adam Smith, al no alcanzar a definir el resultado de su investigación sobre la naturaleza y causas de la riqueza de las naciones, en 1776. Más bien es una estructura de puestos, que se mantiene, haciendo las nuevas generaciones lo que las precedentes, lo que degenera en restricciones, para mantener privilegios de escasa o nula aportación, cuando no práctica mafiosa, eso de destrozar para luego ofrecerse como aseguradora. Aspiración: generar excedente, y ocupación de puestos temporal, nada de especialización, pues se especializan en encubrir, haraganear, y robar.

4.    Que toque la lotería de navidad a todos los bajoraragoneses que hayan sido objeto de robos o abusos. A todos.

5.    Que nos pongan a reconstruir casonas y casinas, y cosas bellas como en Turkmenistán o en Bucovina, verás cómo comemos las frutas tan ricas del bajo Cinca, Caspe, el Bajo Aragón, y más allá.

6.    Que la educación deje de estar orientada al empleo (Eric Maskin, premio nobel de economía 2007) Quien quiera y pueda trabajar,  merece una vida decente, vuelva o no a encontrar empleo.

7.    Vlad el empalador, Drácula, para muchos sería cruel, pero parece que la verdad es que hacía esas atrocidades para disuadir a los invasores del entorno, o sea, se defendía de las potencias amigas de la apropiación indebida. Que se erija un bonito castillo en su honor en los puertos de Beceite.

8.    Que no se vote a quien alardea de que hay que cumplir lo que dice cualquier juez, o autoridad con potestad de otorgar o denegar, porque quien nunca fue cosa, y cosa lo nombran, cuando se pone a hacer cosas, hay que ver las cosas que hace.

9.    Agradecer a mi chica que por fin me haya pedido en matrimonio. El tiempo que le queda libre, después de que le reclamen y otra vez le llamen, lo dedica a mí, y en años siempre he agradecido su compañía.

10.    Que todos los quehaceres tiendan a ser realizados por el mayor número posible de personas por turno, que luego resulta que en colegios de primaria, hay cuatro maestras por cada maestro, y mira lo que pasa.

11.    Qué grandes premios de la lotería del Niño, caigan en Alcañíz y en Alcorisa, y en todas las localidades de la ruta del Tambor y Bombo.

12.    Cuando alguien reclame algo, sin prestación o entrega previa, sea ley que el primer derecho, que asista al demandado, sea que se lo pueda reclamar al demandante, en iguales condiciones.

13.    Que el amor sea amor, no importa quién lo viva. Dos seres humanos desarrollando intensos lazos de unión. Sin suplantar.

 

Compartir

 

-