J!Analytics

Buscar columnistas

Recibe las noticias en tu e-mail


José Luis Pueyo
Jueves, 21 de Diciembre de 2017 00:00

Periodistas tuiteros

La profesión de periodista ha cambiado bastante en los últimos años gracias, o por culpa, de las redes sociales. Y Twitter es la más influyente de todas ellas.  Como dijo Trump, “sin Twitter no habría sido presidente”. Cualquier cosa que un personaje público tuitea, llega al instante a miles de personas, millones en muchos casos. Nunca antes en la historia del periodismo se habían propagado las noticias con tanta rapidez y a tantas personas a la vez.

Pero no solamente un personaje público tiene este poder de difusión. Cualquier persona anónima armada con un móvil, puede tener el mismo poder. Es simple: le envías un mensaje a uno de esos personajes públicos, y si le parece interesante lo “retuiterá” él mismo, provocando el efecto deseado de difusión masiva. Sociológicamente intersantísimo. Y peligroso. ¿Quién contrasta la veracidad de los mensajes?

Pero el asunto se agrava cuando los periodistas entran en el juego. Han perdido el control de la difusión de la información, y se han dado cuenta de que la única opción que les queda es registrar una cuenta en Twitter y estar siguiendo a todos los personajes “importantes” que habitan en esa red social, y difundir de inmediato en el medio periodístico en el que trabajen los tuits que les lleguen. Pero, ¿se preocupan de contrastar la información? No, no lo hacen, simplemente porque no les da tiempo. Si no quieren ser los últimos en publicar una información no tienen más remedio que lanzarla sin poder verificarla, que sería lo propio de un profesional. La tecnología ha cerrado las puertas a los profesionales de la información. El periodismo funciona a golpe de tuit.


 

-