Banner

J!Analytics

Buscar columnistas

Pilar Batanero

Malvados

Lo que lleva a una persona (¿?) a disparar a sangre fría a otra, con intención inequívoca de matarla es algo que no me cabe en la cabeza.

Esa falta de sentimientos, frialdad, poca empatía, y falta de arrepentimiento ¿es algo que se aprende o se nace con ello?

Yo estoy en el convencimiento que hay personas que nace malas. Algunas sólo llegan a hacer la vida imposible a las personas que tiene la desgracia de cruzarse con ellos. Y digo sólo, porque luego están los que la vida de los demás les importa un pito, y son capaces de acabar con ella sin el más mínimo remordimiento. Por ejemplo, los maltratadores recurrentes, que se hartan de dar palizas a sus respectivas... hasta que un día se les va la mano, o deciden que hasta ahí ha llegado, porque no aceptan que les deje... O los asesinos del tipo del que hablamos estos días. Un tipo que le daba igual 8 que 80, y que desde el minuto uno tenía malas intenciones, ya que iba armado, así que estaba claro que no había ido al campo a coger flores.

Este tipo ha segado la vida de tres hombres jóvenes, ha dejado secuelas en otros dos, que se sepa, y parece ser que su historial violento empezó tiempo atrás. En su paso por Italia hay sospechas fundadas que dejó otras víctimas.

Este tipo fue militar, no se si por las fechas le pilló en activo la guerra de bosnia, en la que sabemos cómo se las gastaban unos y otros. No quiero imaginar las atrocidades, que amparado por el horror de la guerra podría haber llegado a cometer.

Es un ser malvado y violento, no puede vivir entre las personas normales, que tendemos a respetar a los demás, no puede salir de la cárcel, porque no va a hacer propósito de enmienda, ya que no está para nada arrepentido. Que cumpla su condena INTEGRA aquí, y luego vaya a Italia a cumplir la que allí, y si alguna vez queda en libertad, que cuando salga sea tan viejo que no pueda sostener ni la cuchara, ya que esta clase de tipos suele reincidir, porque como se suele decir, no tienen nada que perder.


Mi solidaridad con las familias y amigos de las víctimas. Y mi reconocimiento por su valor y su trabajo.

 

Compartir

 

-