J!Analytics

Buscar columnistas

Recibe las noticias en tu e-mail


José Lop

Antecedentes del homicida Rodrigo Lanza

Dice Iglesias el de Podemos en un viejo video: hay que salir a la calle a la caza de fachas. Cuando llamas a la caza es consecuencia lógica que acudan los cazadores, sin regatear esfuerzos, vienen de lejos, han aparecido en este país, los cazadores del Cono Sur. Las bombas en la Almudena y el Pilar, y por último Lanza. No han venido solos, los acompañan los revolucionarios de despacho dando argumentos y motivación, los Echeniques, Fajínes Pisarellos y hasta la asistencia espiritual de sor L. Carán, unos acogidos del Cono Sur que aprovechan todas las ocasiones para recriminarnos La Conquista de América acusándonos del exterminio de los indígenas. Si hay una responsabilidad de los españoles, mucho mayor es la de estos señores por ser herederos directos de los conquistadores, no tienen nada de Atahualpa y todo de Pizarro.

Pero aunque esto sea relevante, no es lo más importante y no es de lo que yo quiero hablar, voy a hablar del historial de los genocidios de Argentina y Chile, 200 años de historia y tres genocidios.

1º) La Conquista del Desierto. Segunda mitad del siglo XIX. Fue una guerra de exterminio contra los indios, comparable a la de USA para despejar las Pampas de indios y facilitar su colonización, exterminaron a todos, también con el objetivo declarado de evitar que creciera una población mestiza de BAJA CALIDAD, como en los países vecinos, manda cojones. Ahora los revolucionarios de despacho sin ningún pudor, desvalijan los cadáveres de los indios masacrados, les roban las plumas para disfrazarse y hacer el indio por los escenarios progres de España.

2º) La caza de exterminio de la Patagonia. Final del siglo XIX principios del XX. No fue una guerra, no hacía falta el ejército, se trataba de pequeños clanes familiares dispersos de pocos individuos. La masacre fue ejecutada por criminales desaprensivos a los que los ganaderos les pagaban una libra inglesa de oro, no por cabeza, era demasiado embarazoso, por cada mano derecha amputada que presentaban.

3º) La guerra contra la subversión. Segunda mitad del siglo XX. Esta es la más conocida y aun da coletazos en los noticieros actuales, los crímenes de los Pinochets y Videlas. Decenas de miles de desaparecidos, como no van a estar desaparecidos si después de torturar a las victimas brutalmente, sádicamente, los arrojaban vivos  desde aviones al mar de pasto para los tiburones.

Señores activistas del Cono Sur, señores revolucionarios de despacho que quieren propagar estas tradiciones, parece que vocacionales en España, vuélvanse a su casa, registren minuciosamente desvanes y trasteros de padres y abuelos, por si hay algún trofeo de "caza" olvidado, también armarios y arcones con ropajes viejos por si hay algo con machas sospechosas que pudieran ser de sangre, júntenlo todo y quémenlo, no intenten salvar algo metiéndolo en la lavadora, quémenlo, pues las manchas oscuras que ustedes han acumulado no hay lejía que las blanquee, quémenlo, pues la mugre pestilente de la que ustedes andan pringados no hay detergente que la elimine. ¡Ah! y quédense, no vuelvan.

https://es.wikipedia.org/wiki/Conquista_del_Desierto

https://es.wikipedia.org/wiki/Genocidio_selknam

Compartir

 

-