Banner

J!Analytics

Buscar columnistas

Cristina Marín

Declaración de intenciones

Ante todo, quiero agradecer a Bajo Aragón Digital que cuente con mi firma en la sección de opinión, donde han escrito plumas (ahora teclados) tan queridas como la de Vicente Pueyo, solo por poner un ejemplo.

Aunque mi origen y residencia son zaragozanos, el Bajo Aragón entró en mi vida para quedarse hace más de treinta años, y de manera muy especial, en los últimos diez. Numerosos y distintos son los vínculos que me unen a esta tierra, de amistad, emocionales o profesionales. Me ha dado grandes momentos vitales y justo es que le devolviera una parte de todo ello en forma de una serie de artículos centrados en mi especialidad, Geología aplicada a la conservación del Patrimonio. Con esto no pretendo asustar a nadie. No pretendo escribir pequeñas tesis de veinte líneas. Más bien al contrario. Soy consciente de que es un tema…árido y, por lo tanto merece la pena el esfuerzo de hacerlo ameno. Pero es que además mis primeros pasos profesionales los di en el Bajo Aragón Caspolino, fundamentalmente la Colegiata de Caspe y el Mausoleo de Miralpeix en Fabara, con lo que me siento aún más en deuda con este territorio.

Un territorio de una belleza singular que hunde sus raíces en un enorme mar salado de hace millones de años y que hoy es un compendio de ecosistemas y paisajes, desde la voluptuosidad de la ribera al yeso descarnado, de los relieves de arenisca a las crestas calizas, de las oliveras a los frutales, de la helada escarcha al Sol implacable de agosto. Todo ello, piedra, paisaje, clima, cultivo forjan el carácter de las gentes que a lo largo de los siglos han mirado en rededor y han aprovechado lo mejor del terreno para construir sus poblados, pueblos y ciudades, sus casas, mases, palacios, templos e iglesias, que nos hablan de una tierra que ha acogido como una madre a sus habitantes y estos han sabido embellecerla con lo mejor de sus culturas.

Pero de ello ya hablaremos en otros artículos. Esto es solo una declaración de intenciones.

 

 

Compartir

 

-