Banner

J!Analytics

Buscar columnistas

Gonzalo Villa
Martes, 30 de Enero de 2018 00:00

Acero “pa” los barcos

Una sexta parte del PIB aragonés proviene del sector del metal, orbitando prácticamente en su totalidad sobre la planta de Figueruelas, sus 5.600 trabajadores directos, a los que sumar toda la industria auxiliar y de servicios varios. Vamos, que por el efecto multiplicador del dinero, 100.000 personas compran y venden, haciendo que circulen esos sueldos.

PSA es una multinacional, con fábricas por todo el mundo, con lo que puede deslocalizar, como tantas. Y por tanto atiende a la evolución de indicadores de trabajadores sin trazas endogámicas que pudieran incurrir en ocurrencias que afectasen a los costes y la calidad del producto.

La idea de que los directivos afrancesados sean agradecidos a la productividad ejemplar de la plantilla durante años, nos conduce a las sorprendentes destituciones de entrenadores de fútbol, justo las temporadas que el club conseguía títulos, aparentemente irracional para la lógica popular. Y sí no mira a Zidane. Lo asombroso es que las hecatombes aparentes son mascaradas en las que sus protagonistas visibles, no solo no sufren, sino que evolucionan positivamente. Mientras los perjudicados reales, piensan de qué grupos son miembros, tras ver, Tres anuncios en las afueras.

Todo está a la vista, esa es la manera de sustraerse a las intrigas de influyentes de nivel bajo, o medio, sobre los mejores trabajadores. Y está hasta en las dinámicas infantiles. Ahí tienes a la vulnerable anciana, víctima de la aporofobia del príncipe engreído, que redujo a la despoblación todo el reino, por falta de producto interior bruto, o neto, a coste de los factores o a precios de mercadoresulta. Premonitorio. Pero nadie de la corte, vio la relación entre unos sucesos y otros, las asociaciones de ideas precisas, no estaban en su formación, ni en sus costumbres.

El liderazgo y la gestión pública, no arraiga en proclamas reduccionistas, que sólo conducen a las anteojeras y las coces. Y claro, como los catadores de la guía Michelin, los ojeadores industriales son como ancianas desvalidas, y no comulgan con beligerantes por naturaleza, que descreídos, abordan a reyes sabios, afirmando que la fuerza bruta, es acero “pa” los barcos. ¿Qué barcos?

 

Compartir

 

-