Banner

J!Analytics

Buscar columnistas

José Alberto Pellicer

Pensiones

A mi madre le han subido la pensión 72 céntimos de euro (setenta y dos céntimos de euro) y se lo han comunicado desde el ministerio. Le han enviado una carta personalizada, impresa a color y por correo. Todo lo que le han enviado a precio de mercado supone un gasto, entre impresión, personalización, varias hojas, sobre y correos, sin contar mordidas, de unos tres euros. Es decir que se han gastado el equivalente a un cuatrimestre de subida para comunicarle que le han subido.

Mayor despropósito no puede haber. Si no se lo hubieran comunicado le podrían haber subido hasta los noventa céntimos.

Por otra parte mi madre necesita una cuidadora. El salario de la cuidadora, al que no pongo ninguna pega, ha aumentado 35 euros mensuales más el incremento de la seguridad social, que aún no sé cuánto ha sido. Es decir que mi madre ha tenido una reducción de ingresos de 34 euros mensuales. No le han enviado ninguna carta para comunicárselo, ni falta que le hace.

Todas las cantidades que he apuntado son cantidades miserables. Ciertamente. Pero es que es miserable la pensión que cobra.

 

Compartir

 

-