Banner

J!Analytics

Buscar columnistas

Eugeni Fernández

Tecnología aplicada

El Mobile World Congress ha pasado como un vendaval por Barcelona. Como cada año, la creme de la creme de los negocios de  IT (Tecnologías de la Información) ha presentado las últimas novedades de un sector que mueve miles de millones de dólares y de humanos que, hipnotizados por estos nuevos “idolitos”, nos rendimos a los encantos de esas carísimas piezas que nos permiten andar como autómatas, aplicados al escrutinio de sus pantallas y aislados de nuestro entorno.

Uno de los campos en los que el desarrollo de los nuevos modelos se ha aplicado más, es el de la Inteligencia Artificial. Ya a día de hoy, sistemas que reconocen las necesidades de sus propietarios, a partir del auto-aprendizaje, realizan la compra de manera autónoma, eliminando el desagradable momento de abrir el frigorífico y comprobar que no queda ni una de nuestras cervezas favoritas, tener  la casa caliente o refrigerada según nuestro gusto personal o pedir el cartucho de tinta de la impresora antes de que este nos anuncie su final, en medio de la impresión de un trabajo escolar de nuestro hijo.

De hecho, desde 2005, el HBP (Human Brain Project)  financiado por la Unión Europea, trabaja en la recreación de un cerebro humano completo, dentro de un sistema de computación que imitaría las redes neuronales de nuestro cerebro, con el objetivo de que llegue a desarrollar su propio método de aprendizaje a partir de la mejora continua.

Quizás un órgano como el descrito, será capaz de desarrollar habilidades innatas que le permitan disponer de sentido común, dejando en evidencia la insensatez humana que nos lleva a destruir nuestro planeta, a someter a nuestros congéneres de forma violenta, a permitir el sufrimiento de nuestros semejantes más desfavorecidos o, a seguir votando a aquellos que nos roban  y abusan de su poder.

Aunque, si ese cerebro está construido a nuestra imagen y semejanza, ¿quién nos puede asegurar que no  reproducirá también nuestra propia estupidez?

 

Compartir

 

-