J!Analytics

Buscar columnistas

Recibe las noticias en tu e-mail


Gonzalo Villa
Viernes, 16 de Marzo de 2018 00:00

Igualdad

La igualdad efectiva de hombres y mujeres.

Es curioso observar que lo que reclamen es que se coloque a las mujeres. ¿Es qué no pueden crear sus propias empresas, conseguir clientes y combatir a la competencia?

Analizando aquellos ámbitos en los que están sobre representadas, no se observa que den ejemplo colocando a varones, hasta el 50%. Y menos que no sean familiares o amigos.

Es usual digan jueces de toda identidad, que el padre disponga de ocho horas al mes con sus hijas, y su igual el resto. Sin embargo que él pague 1000 euros al mes, mientras ella nada, incluso estando el varón en desempleo, además de alienar, ella, y contribuir al desarrollo de la prole en la misma proporción, ella puede uno mientras él mil. Claro que con generar una orden de alejamiento se evita la prueba empírica. De todos modos con desatenderla, se quedan tan anchas. También se suman a la hembra, varones de todo pelaje, y un factor común robar y atentar.

Asociaciones de mujeres protestan porque jueces despachan denuncias contra padres, mientras las susodichas se rodean de criminales, degenerados y viciosos de todo pelaje, eso sí con un solo objetivo, robar.

Se observa que tales mujeres colocadas, no se rodean de otras mujeres a las que colocar, y mucho menos de varones a los que colocar, y curiosamente que no tienen la más mínima intención de que el resto de las mujeres alcance el pleno empleo, no digamos ya que sus ingresos se equiparen.

Sería exigible a cualquier colocada de cualquier naturaleza, que alcanzados los dos mil euros netos, con no más de mil de libre disposición, o sea que el resto ya esté gastado de antemano, en hipoteca, gastos corrientes en educación de los hijos, y los propios padres, alimento, vestido, medicamentos, etc, un automóvil, y unas vacaciones estándar, por ejemplo, lo que garantizaría la estabilidad de tales proveedores, se retuviera el resto para políticas de igualdad con quienes queriendo y pudiendo trabajar o ser colocadas, no lo hayan sido.

Mira Román Escolano, que ha aceptado pasar de 23.000 euros al mes, a 5.864 brutos, con retenciones para la seguridad social y las políticas sociales, hasta quedarse en 3536,90 euros netos al mes. Díselo a las iguales funcionarias colocadas, a ver qué porcentaje lo acepta.

 

Compartir

 

-