Banner

J!Analytics

Buscar columnistas

José Luis Pueyo
Miércoles, 21 de Marzo de 2018 00:00

Trapos de colores

Como decía Nomaya Prats, apropiarse de una bandera y auto-proclamarse sus “poseedores” ciertas atribuciones con respecto a lo que representa, no me parece correcto, por decirlo de alguna manera. Parce que jurar la bandera española garantiza que el que la besa es un patriota de primera, que ama a España hasta el punto de llegar a derramar su sangre por ella si fuera necesario, dicen. De esta premisa se puede inferir que los que no la besamos en el pasado ni pensamos besarla en el futuro, no amamos a España. Grave error de los que piensen eso. Por cierto, ¿cuánto nos ha costado el magno evento a los Alcañizanos? Con la de baches, por ejemplo, que nadie se preocupa por arreglar y que costaría cuatro perras...

Amar a tu país se demuestra de otras maneras. Se demuestra garantizando puestos de trabajo y salarios dignos, se demuestra garantizando igualdad real entre sexos, se demuestra protegiendo a los más desfavorecidos, ayudando a las familias que tienen personas dependientes, pagando pensiones justas, garantizando esas pensiones en el futuro, amparando la sanidad pública dotándola de los recursos humanos y económicos necesarios, defendiendo una educación de calidad, acabando con la corrupción y metiendo a los ladrones donde tienen que estar, etc, etc, etc... Así se demuestra que amas a España si has decidido seguir la carrera política.

Entiendo, pues, que los que besan la bandera o aplauden estos actos, tendrán muy claro a la hora de votar si los políticos que gobiernan nuestra querida España, la aman de verdad.


 

-