Banner

J!Analytics

Buscar columnistas

Javier Escorza

ESPACIOS Y ESPECIES: Volverán las oscuras golondrinas

Durante estos días ya vamos viendo la llegada de golondrinas, aviones y pronto de los vencejos y otras aves insectívoras, que después de haber pasado el invierno en zonas más cálidas de África, aprovechan la llegada de la primavera cuando los días son más largos y las temperaturas más altas, para realizar el viaje migratorio de sur a norte y llegar a nuestras zonas para instalarse y buscar un sitio para criar y sacar a su prole.

Una sola golondrina se estima que consume al día unos 850 moscas y/o mosquitos, o lo que es lo mismo 60 cada hora, si seguimos calculando nos salen 310.250 al año; sí, una sola golondrina! Qué mejor insecticida, biológico en este caso, que estas bellas aves que mantienen a raya a las poblaciones de moscas y mosquitos tan abundantes en la época estival. Por tanto si tenemos la suerte de que una pareja de golondrinas cría cerca de nosotros, se encargará de eliminar cada día 1700 moscas y mosquitos. Con estos datos deberíamos de velar por su cuidado y protección.

En muchos lugares, sobre todo del mundo rural, se viene dando ese  cuidado y esa protección desde siempre porque en cuadras, parideras u otro tipo de edificaciones gusta de ver a estas bellas y alegres aves que además nos libran de cantidades ingentes de insectos, pero en las zonas urbanas, aunque se presuma de ser grandes protectores de lo natural, no siempre es así, ya que valoran más las molestias que ocasionan las deposiciones bajo los nidos que los beneficios que aportan.

Así, hay propietarios de viviendas y vecinos de pueblos que tiran y derriban estos nidos - realizados minuciosamente con barro de formas esféricas o semiesféricas - en lugar de poner algunas protecciones bajo los mismos que impidan caer esas deposiciones hasta el suelo y que en la mayoría de los casos, con un poco de cuidado y limpieza no darían mayor problema. Además es bueno saber que el derribo de esos nidos está prohibido por la ley y puede dar lugar a sanciones.

Por su importante labor como eficientes insecticidas biológicos, todas las especies de golondrinas, aviones y vencejos están protegidas por las leyes europeas, nacionales y autonómicas y por tanto no pueden ser cazadas ni tampoco se puede dañar sus nidos, ya que son sus lugares de crías. Por tanto, sintámonos afortunados de tener en los aleros de nuestras casas nidos de estas aves que devoran cada días entre todas ellas miles y miles de insectos y veamos la tarea de limpiar sus deposiciones como una tarea más de limpieza y en los casos más intensos y molestos, pongamos una pieza a modo de tabla bajos los nidos y disfrutemos de la belleza y alegría de estas preciosas aves con sus incansables cantos y trinos, y al mirarlas pensemos en la enorme cantidad de moscas y mosquitos que nos quitan cada día de nuestros aires.


Compartir

 

-