Banner

J!Analytics

Buscar columnistas

Joaquín Galindo

Acañiz. Publicidad, prensa y propaganda: 525.000 € vs eficiencia en la utilización de los recursos públicos

 

Quinientos veinticinco mil euros (exactamente 525.704,56€, con escaso error). Esa es la cifra que se va a gastar el equipo de gobierno PP-PAR, durante el presente mandato municipal (2015-2019), en materia de publicidad, prensa y propaganda. El grueso de dicha cifra, TRESCIENTOS MIL EUROS, se concentra en dos contratos, el primero de asistencia técnica a prensa, y el segundo de publicidad institucional, ambos con un GRUPO DE COMUNICACIÓN COMARCAL, a través del cual, frecuente e insistentemente habrán visto fotografiado ustedes al sr. Alcalde. Si el gasto de la famosa bandera ya produjo cierta alarma social, por la manera discrecional, arbitraria y caprichosa con la que gastan los impuestos de los alcañizanos nuestros gestores del erario municipal, no es menos indicativo que en el ejercicio de 2017, lo que ha abonado el Ayuntamiento a ese grupo de comunicación fueron 55.115,50 euros por una parte, más los 29.040 euros que corresponden al contrato de asistencia técnica a prensa. Es decir, un total de 84.155,50 euros.

Con estas cifras ustedes comprenderán que “las fotos del sr. Alcalde”, aparezcan por doquier, y que este concejal   -muy crítico con esa partida de gasto desde el inicio del actual mandato municipal-  tenga PROHIBIDO ESCRIBIR en las páginas de dicho medio de comunicación comarcal (luego argumentan que declino la invitación al programa de radio). Con el contrato de “asistencia técnica a prensa”  -totalmente innecesario, pues YA TENEMOS UN PERIODISTA en la plantilla municipal-  se está vulnerando el derecho a la ocupación efectiva del  empleado público municipal, técnico de prensa, que no siendo del gusto del sr. Alcalde, malgasta 2.420 euros al mes para satisfacer sus preferencias.

Estos días el Alcalde saca pecho con su “superávit de dos millones de euros”; sin mencionar la deuda de similar cuantía, a la empresa concesionaria del servicio de agua potable, que no ha sido contemplada en la liquidación presupuestaria de 2017. Mayor gravedad reviste que se haya quedado sin ejecutar un parque infantil en la margen izquierda; que en el camping municipal no se hayan acometido las obras de la red de agua potable, ni las de la red de aguas residuales y alcantarillado; que el proyecto de estabilización del Cerro Pui Pinos no esté redactado un año después del siniestro; que no contemos con un técnico en gestión de personal; que falte cubrir cinco plazas de policía; y que en materia de formación y prevención de riesgos laborales, andemos en mantillas, por citar algunas cuestiones prioritarias.

En definitiva, el equipo de gobierno PP-PAR es excesivamente “caprichoso” gastando los impuestos de los alcañizanos. Alguien debería recordarle al Alcalde un principio presupuestario esencial, el de “eficiencia en la asignación y utilización de los recursos públicos”, “a cuyo fin se aplicarán políticas de racionalización del gasto, y de mejora de la gestión del sector público”.

Mientras tanto, GANAR y PSOE, siguen acudiendo a los programas de radio mensuales, la zanahoria suficiente para que el circo de Suso continúe. 

Compartir

 

-