Banner

J!Analytics

Buscar columnistas

Lola Llandrés
Lunes, 04 de Junio de 2018 00:00

Lola Llandrés ComaLola Llandrés Coma

Otra vez de trajín. Esto es un sinvivir

Pues yo que me barrunto que la marcha de Rajoy, medio- queriendo-sin-querer, pareciendo como que le echan sin echarlo del todo, (a la gallega, vamos), ha sido una gran jugada, meditada y estudiada por su parte, a medio plazo, a su favor, que no a favor de España ni de los españoles, por supuesto; a fin de cuentas, esto en el fondo les trae sin cuidado a todos.

En primer lugar, va a dejar que Zetapedro se queme del todo, arrastrando a todos los nacionalistas e izquierdistas de medio pelo, que le han apoyado en esta absurda hazaña, pues gobernar es tarea ardua y no es lo mismo gestionar que criticar la gestión cuando se está en la oposición, máxime cuando ya no se puede gastar ni derrochar a tutiplén, como se venía haciendo y se hace en las políticas populistas, si las arcas están vacías, a menos que suban y suban los impuestos a la escuálida población ya diezmada y en calzoncillos, que no se va a dejar, ni se puede permitir, quedarse en bolas de nuevo por otra panda de ladrones, esta vez impositivos, sin pelear ni encabritarse.

Por otra parte, los españoles -unionistas-, van a tener que observar estupefactos, cómo Zetapedro  tendrá que devolver el favor a los nacionalistas que le han apoyado, a base de engordar y ampliar sus califatos. Con el consiguiente cabreo que ha supuesto ya la "lazitada amarilla" del tema catalán. Ahora otra "herricolazada" en ciernes.

Y para finalizar, y,  a su vez, ha dejado a C,s fuera de juego, descompuesto y sin novia, al menos por una temporada, cuando ya se creía en el altar. Un enemigo menos, -pensará-.

Tiempo este, que aprovechará, aunque sea a medio plazo, para incubar en el cálido nido opositor un nuevo PP discursivo y contraatacante -eso le encanta al gallego-, ya libre de la ardua tarea de gestión y decisión, que le ayudará, piensa, a resurgir de nuevo cual Ave Fénix.

El problema, como siempre, es que en esta Hoguera de las Vanidades, en estas guerras de poder, en esta barbacoa de chorizos vamos a ser los ciudadanos los que sirvamos de carbón, brasas y teas encendidas, quienes como daño colateral, seremos los primeros en morir abrasados.
Lo único que les importa a todos es ganar poder y pasta aquí y ahora -y de por vida-, aunque de refilón y por un breve tiempo salgan escaldados, no importa presumir de alguna herida de guerra, eso da cierto pedigrí.

Ay mamita! que no me vean cara de Juana de Arco, no quiero ser ni la primera, ni la del medio, ni la última en arder, a mí es que el calor no me va nada, ya tengo que bregar con los sofocos que mi naturaleza femenina me regala sin yo solicitarlos.

Compartir

 

-