Banner

J!Analytics

Buscar columnistas

José Alberto Pellicer

Suso - Trump

De Trump se podrá decir lo que se quiera para bien o para mal, pero casi todo el mundo estará de acuerdo en que es tonto, muy tonto. No sabe lo que dice, porque dice si, no y todo lo contrario, según le convenga. La culpa de sus contradicciones siempre será de los medios de comunicación. Él es muy claro pero todos entienden lo contrario.

Suso, el alcalde de Alcañiz, tiene otras peculiaridades, pero es del mismo estilo. He estado en plenos del Ayuntamiento de Alcañiz memorables, como uno en el que sin venir a cuento explicó al resto de concejales y al público las terminaciones en ar, er e ir de los verbos en español. Si no es porque sé que es muy serio, era para pensar que se había metido algo.

El pasado jueves este diario, que no lee el señor alcalde (aunque parece ser que sí sabe leer), publicaba que el alcalde decía desconocer “en qué situación se encuentra todo lo relacionado con esas obras y con el desalojo de las viviendas previsto con motivo de las mismas”. Las obras son las del desprendimiento del cerro Pui Pinos. Nada, una tontería de un desprendimiento de un cabezo que pudo acabar en tragedia, que tiene a unas familias desalojadas desde hace más de un año y que ahora han tenido que desalojar a más. Vamos, un asunto sin la más mínima importancia (para el alcalde).

¿Cuándo van a comenzar las obras? Respuesta del alcalde para enmarcar: “No he hablado con el transportista”. A ver si lo del desprendimiento no ha sido un desprendimiento y se trata de un transportista que se ha ido llevando la tierra del cabezo por la noche para hacerse un masico.

Señores estadounidenses, si les falla Trump, aquí tenemos a un repuesto. Se lo pueden llevar, les hará muy felices a ustedes y a alguno de nosotros también.

Compartir

 

-