Banner

J!Analytics

Buscar columnistas

Joaquín Galindo

Rendición de cuentas muy deficiente, Alcañiz no cierra por inventario

El Ayuntamiento de Alcañiz desde sabe dios cuando, carece de un inventario de bienes actualizado, que nos permita estimar de manera fiable la depreciación de tales activos del inmovilizado municipal, así como conocer en qué momento dichos bienes quedan obsoletos. Es este uno de los grandes datos negativos que nos proporciona la Cuenta General 2017 que fue rendida en Comisión Especial de Cuentas el pasado 6 de agosto y que permite afirmar al GM CIUDADANOS que nuestras cuentas municipales adolecen de un grave defecto que nos impide saber qué tenemos o, cuando menos, su valor en cada anualidad. No se trata de un artificio contable sin interés para los alcañizanos, se trata de que no nos encontremos, sin saberlo, ante situaciones indeseadas como la reciente del servicio de autobús urbano municipal, pues la ciudadanía podíamos creer que el Ayuntamiento poseía una dotación eficiente de autobuses públicos y resultó que no tenemos más que chatarra. Otra consecuencia indeseable de la carencia de Inventario y su cuadro de amortización individualizado, supone que a la Intervención municipal le resulta imposible calcular las amortizaciones anuales de nuestros bienes públicos, y al no contabilizar dichas amortizaciones el Resultado de los ejercicios, 2017 en este caso, presenta un saldo positivo y engañoso a la vez, mermando a los alcañizanos una imagen fiel del estado financiero del Consistorio. Así, los conservadores del PP-PAR no son los adalides de la Transparencia, desde luego. Más grave incluso, si cabe, es el conocido Anticipo del Canon a cuenta de la explotación que la empresa concesionaria del servicio de agua potable y alcantarillado, adelantó al Ayuntamiento en el ejercicio de 2012 por importe de 2.300.000€, que el Juzgado de lo Contencioso Administrativo de Teruel (Sentencia 3 septiembre 2013, confirmada por el Tribunal Superior de Justicia de Aragón) declaró NULA la prórroga de ese contrato de concesión del servicio. Los actos NULOS no producen efecto alguno, lo que implica que en las arcas municipales fue contabilizada dicha importante suma como un ingreso, cuando realmente hoy nos encontramos, cuando menos, ante una operación de endeudamiento que no ha sido contemplada en la Cuenta General de 2017, o peor aún ante un ingreso indebidamente percibido en su momento, que habría que haber sido devuelto de oficio a la empresa concesionaria. Por ello, esos power point con los que sacan pecho, a bombo y platillo, la presidenta de la Comisión de Hacienda y el sr. Alcalde, no son más que medias verdades, o mejor falacias engañosas para con los alcañizanos.  El GM CIUDADANOS ya formuló Reclamación contra la Cuenta General de 2015. A día de hoy, de nuevo, la Rendición de Cuentas a la que está obligada la máxima autoridad municipal sigue siendo MUY DEFICIENTE.

 

 

Compartir

 

-