Banner

J!Analytics

Buscar columnistas

Joaquín Galindo

AVEMI arrienda el cabezo Capuchinos

La Asociación de Vecinos de la Margen Izquierda del Guadalope siempre reivindicó su legítimo derecho a respirar un aire de calidad en su entorno urbano. En el Pleno del pasado lunes 3 de diciembre, ese derecho de AVEMI fue violentado, al acordar un contrato de arrendamiento con una empresa privada, de doce mil metros cuadrados de suelo municipal, urbanizable residencial, con el voto a favor de PP, PAR y PSOE. Sólo los grupos municipales de CIUDADANOS y Ganar se abstuvieron en la votación, por cuanto ese contrato de arrendamiento no era más que un vulgar parche. El grupo municipal de CIUDADANOS ya defendió en Comisión de Urbanismo de 2 de julio,  que había que retomar la negociación con esa empresa, hoy arrendataria, un contrato más complejo, que podía nacer de ese arrendamiento por plazos anuales prorrogables, unido a un contrato de opción de compra de los doce mil metros públicos a un precio menor y, aún más, unido ello a la dotación, dentro de la legalidad urbanística, de un coeficiente de edificabilidad más intenso en todo el Cabezo Capuchinos, con las consiguientes plusvalías privadas de esa modificación del planeamiento urbanístico. Sólo pretendíamos una condición, la desubicación en el medio plazo, del centro de trabajo de la sociedad de referencia del suelo urbanizable residencial, a suelo industrial alcañizano. CIUDADANOS apostaba, a sabiendas, por un lícito trato de favor, incluso poniendo a disposición de la mercantil el suelo industrial alcañizano necesario para reubicar sus instalaciones productivas. No es infrecuente que una administración pública, deba contratar generando minusvalías patrimoniales propias. No nos preocupaba, en la licitud, el enriquecimiento de una sociedad privada. Atendíamos a la política útil en favor de los miles de vecinos de la margen izquierda, que en el medio plazo hubieran disfrutado de un aire de calidad. Alcañiz no será la ciudad que queremos, si medioambientalmente, esa margen del río no disfruta de un aire mejor. Y esto no se mide ni en euros, ni en votos. El lector es consciente del falsario título de este artículo. AVEMI no ha arrendado ni un solo metro en Capuchinos. Sin embargo es bien cierto que PPAR, no han sido capaces en dos mandatos municipales de acometer el problema de la calidad del aire al otro lado del Guadalope. Al parecer da más votos, el cortoplacismo de las grandes piscinas, de las grandes banderas, de las grandes mentiras.

 

Compartir

 

-