Banner

J!Analytics

Buscar columnistas

Lola Llandrés
Viernes, 14 de Diciembre de 2018 00:00

Lola Llandrés ComaLola Llandrés Coma

Soplan vientos del Este

¿Alguien se ha percatado que el viento del Este que sopla desde la irrupción de VOX está causando trastornos y comportamientos extraños tanto en los que aupaban al marqués de Galapagar, léase Cristina Pardo por ejemplo, quien pide perdón ahora por la caza a lo bestia y en plan cheka que su programa infringió a los presuntos votantes de Vox en Marinaleda, y que cuando la manduca está en juego es capaz de orar y cantar de rodillas el Salve Regina si es preciso?

¿Y qué me dicen del mismísimo marqués, que ahora se retracta de lo que supuso su asesoramiento en las políticas venezolanas?. "No ha salido como se esperaba", dice.

Por cierto, también se golpea el pecho y se disculpa, entonando el mea culpa en el piropo sado que le largó a Mariló Montero al creerse, cómo no, el guapo de Mr. Grey cuando le dijo que la "azotaría hasta sangrar".

Hay que ir reculando sutilmente. Lo de vivir del proletariado siendo casta ya no le reporta y ve peligrar su "constructo", utilizando uno de sus propios neologismos lingüísticos.

Ahora se trata más bien de cambiar de táctica, de ir inoculando a su electorado que ciertas dosis de aburguesamiento no están tan mal, incluso son necesarias. Tampoco hay que hacerle ascos a los nuevos tiempos, y lo de vivir como en el XIX queda como dos siglos desfasado.

Éste vende su alma al mismo diablo  como Fausto si es preciso, pues ha descubierto la Dolce Vita y como sabe que su electorado es simple, y todavía lo tiene entregado,  de momento aún se deja domesticar, pues es lo que va a hacer a partir de ahora.

Prepárense para ver un nuevo Pablo, se va a llamar Paolo a partir de ahora, pues va a ser más papista que el mismo Papa. Los gemelos y el casoplón bien valen su conversión.

"Cosas veredes, amigo Sancho". Las ideologías van cambiando dependiendo del lado de la chaqueta en que guardemos la cartera.

Esto se está poniendo divertido. Habrá que ir haciendo acopio de palomitas, pues esta peli promete.

Compartir

 

-