Banner

J!Analytics

Buscar columnistas

Gonzalo Villa
Jueves, 03 de Enero de 2019 00:00

Bernarda Alba

"Advierto de una cuestión: si eventualmente se produce ese Gobierno y pone en cuestión o recorta derechos y libertades recogidas en leyes aprobadas por el Parlamento de España o ponen en cuestión la seguridad de las mujeres, el Gobierno de España utilizará todos los instrumentos del Estado para defender la seguridad y la libertad de las mujeres". Pedro Sánchez. 28 Diciembre 2018. ¿Sincronía? No lo creo.
Pedro, Pedro, no defiendes la seguridad y la libertad de suegras, tías, madres si la pareja a la que pretende robar hijas y patrimonio, es lesbiana, bisabuelas, tatarabuelas, cuñadas, primas. Y no eventualmente, sino generalmente, todas ellas son más trabajadoras, solidarias, generosas, nobles, decentes, dignas, inteligentes, juiciosas, igualitarias, amables, agradecidas, estudiosas, lógicas, pacifistas, protectoras, investigadoras, buenas personas y con buena fe. Mientras que después de leer a Itziar Prats y similares, lo que rezuma su discurso es “las niñas son mías, paga y calla, y yo a esas niñas las alieno contra su padre, constantemente, y si puedo privarlas de todas las aportaciones y afectos de las mujeres del entorno del padre, no voy a decir NO” Y observemos cuales son las singularidades de la violencia de género, pues el supuesto maltratador, no va agrediendo a cualquier mujer, no es misoginia, no es psicosis, no es machismo, es que les roban hijas y patrimonio, y ve crecer en torno a su honradez, una jauría de vagos y maleantes, ladrones todos, que de no ser un mafioso con capacidad para hacer frente a los atentados, ve como su paternidad responsable, con una formación superior, desde luego a la de ella, y un patrimonio que sustente esa paternidad, es objeto de la codicia malsana, sin igual contraprestación.
Y fíjense en las mujeres que no son objeto de violencia de género, básicamente no roban a sus maridos, ni se dedican a malmeter y predicar hostilidad ni mal rollo, contra aquel que no la roba ni aliena, justamente, todo lo contrario.
Y Itziar, dices que tu vida es de servicios a los demás en un centro de menores, de psicóloga, en fin. Dime, ¿les robabas a esos menores a sus padres, pretendías sacar dinero a esos padres, hablabas mal a esos menores de sus padres, les impedías llevar una convivencia natural, una comunicación y disponibilidad continuada? Tú no das buen ejemplo, no te engañes, ni pretendas engañar y desestabilizar a los demás.


 

Compartir

 

-