Banner

J!Analytics

Buscar columnistas

Marta Prades

La volatilidad de las cifras

Una, que no es de matemáticas, podría pensar que dos más dos son cuatro. Pues resulta que no, en política no.

Podemos hacer esta afirmación si nos fijamos en los Presupuestos Generales del Estado que el gobierno socialista ha presentado para nuestra provincia. Ese incremento del 43,5% que nos quiere vender el sr. Lambán solo es posible haciendo un uso torticero de los 30 millones del FITE, excluyéndolos de la suma total de inversiones (y recordemos que el FITE se creó para eso, inversiones) y haciendo el cálculo sobre los presupuestos de 2018 antes de enmiendas, es decir antes de incluir los 5 millones de euros para nuestra provincia, que salieron adelante con el voto favorable de Unidos Podemos. Con estos malabares al sr. Lambán le salen unos porcentajes muy chulos.

Lamentablemente, y si tiramos de hemeroteca, podemos comprobar que año tras año, gobierno tras gobierno, todos nos han vendido las bondades de sus presupuestos para nuestro territorio; sin embargo la realidad, la que no se puede plasmar, ni adornar en un papel, nos demuestra que esas inversiones, que esos presupuestos no se ejecutan, es más, que los papeles se guardan en un cajón, como le ocurrió al Estudio de Impacto Ambiental del desdoblamiento de la N-232 hasta las Ventas de Valdealgorfa aparcado ahí desde 2013.

La deuda acumulada tras décadas de falta de inversiones en nuestra provincia se cuantifica en más de 600 millones de euros en infraestructuras, y sin embargo en los PGE para 2019 tan solo hay una cantidad simbólica destinada a trámites administrativos de la N-232, después de 2019 la nada, cero. Para esta obra las cifras, se han volatilizado, y para nosotras una posibilidad de mirar al futuro.



Compartir

 

-