Banner

J!Analytics

Buscar columnistas

Joaquín Galindo

Presupuesto 2019: Ciudadanos Alcañiz presenta enmiendas por un millón dieciseismil euros

El equipo de gobierno PP-PAR sigue a piñón fijo en materia presupuestaria. Priorizan sus intereses electorales frente a las necesidades de la Ciudad. Al Grupo Municipal CIUDADANOS no le han sido aceptadas ninguna de las Enmiendas presentadas al Anexo de Inversiones. PPAR se han empeñado en “meter con calzador” la nueva piscina climatizada en el recinto del vetusto polideportivo de c/ Joaquín Costa, dónde los ratios de aforo ya tocan techo. Es conocida la masificación y sobresaturación de usuarios, no sólo en cuanto al uso interno, sino también con grandes dificultades para aparcar en las inmediaciones. PP y PAR no alcanzan a ver la futura urbanidad de Alcañiz, que debe prepararse, ya mismo, cruzando a la margen izquierda del Guadalope. La ribera de ese río está llamada a ser la mejor versión del Alcañiz de dentro de veinte años. Cruzado el río tenemos ya un Colegio Público; y las instalaciones lúdicas, culturales y deportivas a ambos lados de la Avenida de Zaragoza, deben planificarse allí igualmente, dotando al patrimonio municipal del suelo necesario para esos espacios. Invertir el enorme coste de una piscina climatizada dentro del meandro del Guadalope, no sólo es malgastar, es estar ciego. Y así lo ha defendido CIUDADANOS en las Enmiendas al borrador del Presupuesto. Hemos enmendado para invertir setecientos mil euros para comenzar un nuevo pabellón polideportivo en la margen izquierda.

Otra enmienda del GM CIUDADANOS al Presupuesto conlleva dejar pendiente de ejecutar la remodelación del parque infantil de la Avenida de Aragón. El comercio, la hostelería y el sector servicios de Alcañiz precisan con urgencia plazas de aparcamiento en el centro de la Ciudad. Proponemos dejar pendiente esa remodelación y destinar cincuenta mil euros para la redacción del estudio y proyecto técnico de un aparcamiento subterráneo con las plantas que permita el subsuelo en la parcela del actual parque infantil.

En tercer lugar, enmendamos también, con una partida importante, para acondicionar la maltrecha Plaza del Deán.

Y planteamos, finalmente, ubicar un recinto para mascotas caninas en la ribera del río.
Todas las enmiendas rechazadas.  Cuando intentas llegar a acuerdos con PPAR siempre encuentras enfrente un muro de hormigón. Por suerte, tarde o temprano, los muros terminan cayendo. Y los políticos que los levantan, suelen correr la misma suerte.       

 

Compartir

 

-