J!Analytics

Recibe las noticias en tu e-mail


Los autores del gran mural de Calanda reciben su premio a pie de obra
Martes, 21 de Noviembre de 2017 00:00

A pie del gran mural que están terminando en Calanda, sus creadores, los jiennenses Daniel García, Mónica Gómez y Rubén Serrano, recibieron ayer el premio por su trabajo: 5.000 euros en metálico.

Junto a la travesía de la carretera nacional que une Calanda y Alcorisa, el mural ha decorado dos fachadas y un muro con un diseño protagonizado por Luis Buñuel, ojo en cámara, y el típico melocotón embolsado. En el muro se extienden otros atractivos turíticos bajoaragoneses como el aceite, la Semana Santa o las Rutas Moteras, además de la famosa imagen del ojo antes de ser cortado de la película “Un perro Andaluz” y una gran claqueta con los nombres de los autores. En breve, los artistas completarán el mural con otros atractivos, como la ornitología o las rutas en bicicleta de montaña.

La institución comarcal del Bajo Aragón, a través de su Plan de Dinamización Turística, promovió la creación de un mural en una carretera nacional para llamar la atención a los conductores sobre los productos turísticos que ofrece el territorio. Este espacio de Calanda cumplía los requisitos y el Ayuntamiento estuvo dispuesto a colaborar con una inversión de 6.000 euros para preparar el soporte y a crear un concurso internacional para buscar proyecto y artistas. La comarca bajoaragonesa aportó los 5.000 euros del premio.

Tanto la vicepresidenta de la institución comarcal como el alcalde de Calanda, José Ramón Ibáñez, se manifestaron ayer muy satisfechos con el resultado. Andreu destacó que también aparece en el mural la web de turismo del Bajo Aragón y esperó que cumpla su función de reclamo. El alcalde deseó que también sirva para atraer visitantes al Centro Buñuel Calanda.

Los artistas no conocían el Bajo Aragón, pero sí parte de la obra de Luis Buñuel. Este trabajo les ha servido para profundizar más en este cineasta y en la cultura bajoaragonesa.

Han empleado pintura plástica de base y sobre ella han usado el espray y el pincel. Para elegir los tonos se han basado en los carteles de películas antiguas, en los que se usaba una gama de dos o tres tonos para facilitar su impresión.

Habían realizado otros murales en el entorno de Jaén, pero era la primera vez que usaban una grúa, ya que, como explicó Mónica, normalmente trabajan “con los pies en el suelo”.

El mural contiene elementos de gran tamaño, por lo que es muy difícil manejar las proporciones. Resulta llamativo cómo han trabajado este aspecto: “a gritos”, explicó Mónica. Mientras uno de ellos dibujaba, otro le iba dando las indicaciones desde la distancia.

Les ha costado menos de una semana realizarlo, aunque está pendiente terminar lo citado. Se encuentran muy a gusto en Calanda, pues, incluso, los vecinos les trasladan su afecto invitándoles a almorzar.

Para el próximo fin de semana Daniel, Mónica y Rubén ya tienen trabajo como muralistas en Jaén, Málaga y Ciudad Real.

 

Compartir

 

 

-