Banner
Banner

J!Analytics

Detenido e investigados por “odio” en las redes contra los asesinados en Andorra
Escrito por Violeta Amada   
Jueves, 11 de Enero de 2018 00:00

Imagen facilitada por la Guardia CivilImagen facilitada por la Guardia Civil

La Guardia Civil ha detenido a una persona en Zuera (Zaragoza) e investiga a otras dos en Barcelona por unos mensajes de odio publicados en las redes sociales tras los asesinatos de los dos guardias civiles el pasado 14 de diciembre en Andorra y del vecino José Luis Iranzo.

Esos comentarios consideraban una “buenas noticias”  los asesinatos de los agentes y los comparaban con “heroinómanos de los 80”.

Se les imputa un delito de injurias graves a funcionario público y de odio.

Varios ciudadanos informaron a la Guardia Civil de la existencia de varios mensajes de odio en distintos perfiles de las redes sociales. Gracias a esta colaboración ciudadana, los agentes localizaron el contenido “gravemente injurioso y de odio contra los dos guardias civiles asesinados”, que consideraban como “buenas noticias” los asesinatos de los agentes y los comparaban con “heroinómanos de los 80”.

Los agentes comprobaron que el contenido de los mensajes era público, accesible a cualquier usuario de internet. Pese a que “en muchas ocasiones el contenido de estos comentarios son difundidos por usuarios anónimos”, indica la Guardia Civil, sus investigaciones permitieron “la identificación de las personas responsables de esas publicaciones”.

Además, indican, los comentarios tuvieron una gran repercusión, no solo de los propios seguidores de los autores sino “a través de medios de comunicación social que se hicieron eco de la noticia”.

Por ello se detuvo a una persona el pasado 3 de enero en la provincia de Zaragoza y se investiga a otras dos en la provincia de Barcelona.

La operación, ha sido desarrollada por agentes del Servicio de Información de la Guardia Civil con la dirección y coordinación del Juzgado de Instrucción número 3 de Teruel.

Según informa el Tribunal Superior de Justicia de Aragón, el pasado 3 de enero el magistrado de Instrucción número 3 de Teruel tomó declaración a una de las personas investigadas, una joven, como presunta autora de uno de los tweets, en el que se hacía referencia a la muerte de los guardias civiles y de José Luis Iranzo. Tras la declaración, el magistrado dictó para la joven un auto de libertad con cargos como posible autora de un delito de incitación al odio y otro de injurias a funcionario público. La investigada tiene la obligación de presentarse en el juzgado los días 1 y 15 de cada mes. El magistrado decretó el secreto de las actuaciones en la causa mientras continúe abierta la investigación judicial.

La Guardia Civil destaca que “la colaboración ciudadana a través de redes sociales ha sido fundamental en las investigaciones desarrolladas pues además de informar o “denunciar” la existencia de los mensajes de odio y mostrar su absoluto rechazo a los mismos, ha ayudado a preservar su contenido delictivo y el perfil de los autores de un posible borrado o cierre de perfil posterior que hubiera dificultado su investigación a los agentes.
Este tipo de operación policial constituye también un golpe a aquellas personas que intentan desde el anonimato que ofrecen las redes sociales, menospreciar y humillar gravemente a las víctimas y fomentar el odio, dirigido en este caso hacia los dos agentes asesinados precisamente por su pertenencia a una Institución como la Guardia Civil”.

 

Compartir

 

 

 

-