Banner
Banner

J!Analytics

Las aves alcañizanas estudian a los humanos
Escrito por Violeta Amada   
Lunes, 01 de Octubre de 2018 00:00

Niños y herrerillo se observan. Fotografía: Ricardo Rodríguez - KáralomNiños y herrerillo se observan. Fotografía: Ricardo Rodríguez - Káralom

Algunas aves que viven en Alcañiz se agrupan porque así se sienten más fuertes frente a los depredadores. Otras, al parecer, prefieren agruparse con compañeros de su mismo sexo para viajar y lo hacen en diferentes turnos los machos y las hembras.

Un numeroso grupo de personas, principalmente niños, asistieron ayer domingo a observar de muy cerca a los pájaros de la ribera alcañizana. También ellos tuvieron tiempo de estudiar a sus observadores, pues la actividad duró varias horas.

La Asociación de Amigos del Río y de los Espacios Naturales organiza todos los años esta actividad con la que pretende dar a conocer las características de las aves que nos rodean y su entorno, promover el respeto hacia ellas y anillarlas con una identificación para que cuando viajan a otros lugares se sepa que han estado residiendo en Alcañiz en tal fecha y a tal edad. Es una de las herramientas de la ornitología.

El naturalista Santiago Osácar se encargó del anillamiento y de mostrar algunas de las peculiaridades de cada pájaro. Los asistentes pudieron sostenerlos entre sus manos y fotografiarlos.

Martines pescadores, currucas cabecinegras y capirotadas o petirrojos fueron algunas de las aves que se observaron.

Que las aves estuviesen tan cerca fue posible porque de madrugada fueron capturadas con unas “redes japonesas”, que son transparentes.

“Ave que vuela…” siguió volando. La paella que degustaron los participantes en esta actividad fue de conejo y costilla de cerdo. La cocinó Ángel junto a la ermita de Pueyos.

 

Compartir

 

 

 

-