Banner
Banner

J!Analytics

Alternativas de los alcaldes de Andorra y Ariño ante el cierre de la térmica
Viernes, 18 de Enero de 2019 00:00

Los alcaldes de Andorra, Ariño, así como los de Escucha y Utrillas, participaron ayer en la comisión especial de estudio para buscar soluciones al anunciado cierre de la central térmica de Andorra. Allí pidieron el desarrollo de alternativas empresariales que generen empleo que ayude a fijar población en la zona.

La alcaldesa de recordó el descenso de alumnos que el instituto de su localidad viene sufriendo desde el 2015 (de 750 estudiantes ha pasado a 560).   

Aportó propuestas como la segunda elevación de aguas del Ebro, el ramal de la A-68, la puesta en marcha de la cementera y la dotación de contenido a los polígonos industriales ya existentes, las ampliaciones de la residencia, el centro de empleo para discapacitados con la opción incluso de poner en marcha uno nuevo. En materia educativa, sugirió también dotar de contenido al centro de estudios ambientales y desarrollar planes en investigación de energías renovables.

Alertó de las graves consecuencias que para las arcas municipales traerá el cierre de la térmica por los ingresos que el consistorio dejará de percibir vía impuestos. “Contamos con ciento cuarenta trabajadores y con el cierre los servicios públicos se van a ver afectados”, advirtió.

El alcalde de Ariño, lamentó el cierre de Samca y pidió la “implicación” de todos los grupos parlamentarios para encontrar alternativas a la desaparición de la térmica de Andorra. También rogó “agilidad” al Gobierno de Aragón en el proceso de implantación de nuevas empresas de sectores como los fertilizantes, las cerámicas y la industria agroalimentaria. “Somos mineros y estamos dispuestos a todo. Somos capaces de volver a donde haga falta”, dijo.

Planteó actuaciones para atraer negocios y mejorar el empleo de los vecinos, como el desarrollo de un “instituto potente” con grados de FP, la posibilidad de ampliar la residencia actual de personas mayores o incluso hacer una nueva, así como la reversión de la conocida como “pista minera” entre Ariño y Andorra “cuyo uso público recortaría el trayecto en diez minutos hasta Alcañiz”. También consideró necesario el desdoblamiento de la N-233 con la A-69, la dotación de fibra óptica a los polígonos, algo “esencial”, el impulso de una terminal ferroviaria alargando la existente de la térmica hasta el polígono industrial de Andorra, y la elaboración de un “plan de desarrollo turístico supracomarcal” para “aprovechar el entorno”.       



 

Compartir

 

 

 

-