J!Analytics

Recibe las noticias en tu e-mail


La cosecha se espera más negra que la trufa en el Bajo Aragón
Jueves, 01 de Diciembre de 2016 00:00

Trufa negra. Foto: WikipediaTrufa negra. Foto: Wikipedia

La cosecha de la trufa negra de invierno para este año en el Bajo Aragón no se espera nada buena. Josep Fargas, coordinador de la Feria de la Trufa de Verano en Belmonte de San José, indica que “la falta de lluvias veraniegas y el calor asfixiante hasta bien entrado un otoño también sin lluvias, nos hacen prever una de las peores temporadas que se recuerdan. Las expectativas no son mejores en otras partes de la provincia o en el resto de España.

La Tuber melanosporum (la trufa negra de invierno) se forma o "nace" a entre abril y mayo y, por tanto, necesita de las tormentas veraniegas para superar este periodo estresante para árbol y hongo y que el calor no sea excesivo. Igual que otras setas, necesita de un otoño húmedo y fresco para prosperar.

El producto que se ha extraído hasta hoy es de mala calidad, poco maduro y en mal estado. Tal vez, con las lluvias de la semana pasada, pueda mejorar un poco a finales de diciembre y en enero, pero tenemos pocas esperanzas. Tampoco parece que las plantaciones que cuentan con regadío tengan una temporada excepcional.

Los precios naturalmente van a notar esa mala calidad y pueden llegar a los 800 €. Si vais a comprar trufas, estad muy atentos en este principio de temporada, controlad que el aroma sea potente y únicamente de trufa (ojo a las trufas podridas y larvadas), que la piel no tenga tonalidades rojizas (signo de falta de madurez) y exigid que tenga un pequeño corte donde podamos ver la gleba o "carne" de la trufa, que debe tener un color entre pardo y negro con venas blancas que pueden volverse rosáceas en contacto con el aire.

Las lluvias de este noviembre, si que van a venir bien para la temporada de la trufa de verano que necesita de inviernos húmedos”.

 

Compartir

 

 

-