Banner
Banner

J!Analytics

Recibe las noticias en tu e-mail


Alcañiz. Ancianos denuncian un robo tras abrir su puerta a una desconocida
Jueves, 01 de Diciembre de 2016 00:00

Un matrimonio de ancianos de Alcañiz confió en la persona que llamó a su puerta, la atendió y se despidió de ella con educación y gratitud, pensando que iba a prestarles su ayuda. Pero más tarde, los ancianos comprobaron que faltaban las joyas y todo el dinero que guardaban en casa y lamentaron haber abierto su hogar a una desconocida.

Los hechos, según contó a este medio de comunicación la hija del matrimonio, ocurrieron el pasado martes sobre las tres y media de la tarde. Una joven llamó a la puerta de esta vivienda, ubicada en la ronda Belchite de Alcañiz y dijo a los ancianos que trabajaba para varios Ayuntamientos de la zona preguntando a las personas mayores qué tipo de ayuda necesitaban en su día a día.

Con esta falsa excusa y pidiéndoles un vaso de agua y usar su aseo, la joven, con acento extranjero y que dijo ser portuguesa, se adentró en su hogar asegurándose de dejar la puerta de la entrada entreabierta.  

La mujer pidió a los ancianos que se sentasen frente a ella, colocándolos de espaldas a la entrada. El anciano se había percatado de que había un hombre que parecía esperar fuera, junto a la puerta entreabierta.

Todo apunta a que mientras la joven interrogaba al matrimonio sobre sus necesidades, su compinche aprovechó para “limpiar” la casa.

Horas más tarde, los ancianos, junto a su hija, se dieron cuenta primero de que les faltaba un reloj de mesa y después lamentaron la ausencia de todo el dinero y las joyas que tenían en su hogar.

El matrimonio interpuso una denuncia ayer miércoles en el cuartel de la Guardia Civil. Al menos hasta ayer al medio día era la única denuncia por un robo con este modus operandi.

Según pudo saber Bajo Aragón Digital, el mismo martes otro matrimonio de ancianos también recibió en su domicilio la visita de una joven desconocida que dijo trabajar para Ayuntamientos consultando las necesidades de las personas mayores.

En este caso, el matrimonio, que también le abrió la puerta a la joven, impidió su entrada diciéndole que no la escuchaban bien y que no necesitaban nada.

Desde la Guardia Civil advirtieron que el hecho de que no haya todavía varias denuncias no significa que no se esté repitiendo este engaño.

 

Compartir

 

 

-