Banner
Banner

J!Analytics

Recibe las noticias en tu e-mail


Alcañiz y Valderrobres en el ajo de una red de estafa a bancos de toda España
Viernes, 20 de Enero de 2017 00:00

Una operación desarrollada por la Guardia Civil y la Policía Nacional ha permitido la detención de 25 personas como presuntas autoras de haber cometido 300 estafas a bancos de toda España. También hubo estafas Alcañiz y Valderrobres. En Aragón, los detenidos habrían cometido un total de 34 hechos delictivos.

La operación, iniciada a finales de 2015, sigue abierta, por lo que no se descartan nuevas detenciones.

Fuentes de la investigación indican que la banda tenía una estructura jerarquizada formada por varios equipos con cometidos concretos para llevar a cabo el engaño; los “buzoneros” robaban la correspondencia en varios puntos de España para localizar documentos bancarios

A partir de ese documento confeccionaron otros con distintos datos personales y así los “cobradores” se hicieron con el dinero en diferentes sucursales mediante documentos de identidad también falsos.

La última detención corresponde a uno de los jefes de equipo el cual portaba en el momento del arresto varios pagarés falsos y documentación personal de dos identidades distintas también falsas.

Con las estafas obtuvieron alrededor de un millón de euros.

Fundamentalmente existían dos equipos diferenciados y controlados cada uno de ellos por otro miembro. Los primeros en actuar eran los “buzoneros” que robaban la correspondencia en polígonos industriales en el momento en el que la persona encargada de entregarla abandonaba su vehículo. Su objetivo era localizar cheques y pagarés que luego entregarían al jefe de su equipo para la confección de nuevos documentos bancarios modificando tanto el importe como los datos de la persona beneficiaria.

Una vez conseguida la falsificación del pagaré entraban en juego los “cobradores”; personas normalmente con pocos recursos a las que les prometían una cantidad de dinero por acudir a las entidades bancarias con estos documentos falsos para hacer efectivo el cobro.

Los investigadores registraron el domicilio de uno de los detenidos resultando ser el lugar donde confeccionaban los documentos y donde intervinieron todo tipo de materiales y utensilios para la falsificación tales como impresoras, máquinas de plastificar, tintas y diversa documentación.

La última intervención policial ha concluido con la detención de uno de los jefes de los equipos. En el momento del arresto llevaba encima varios pagarés falsos dispuestos para ser entregados en entidades bancarias por el grupo de cobradores, junto con documentación personal de dos identidades distintas también falsas.

La colaboración con más de 70 unidades policiales de toda España ha logrado esclarecer, por el momento, unas 300 estafas con las que los detenidos,  la mayoría de ellos con numerosos antecedentes por hechos similares, presuntamente consiguieron un botín de un millón de euros, aproximadamente. La investigación sigue abierta por lo que no se descartan nuevas detenciones.

La operación ha sido llevada a cabo de forma conjunta por agentes de la Brigada Provincial de Policía Judicial pertenecientes a la Jefatura Superior de Policía de Madrid y agentes de la Comandancia de la Guardia Civil de Zaragoza contado con la colaboración de más setenta unidades policiales de toda España.



Compartir

 

 

-