J!Analytics

Buscar columnistas

Recibe las noticias en tu e-mail


Eduardo Orrios
Jueves, 26 de Enero de 2017 00:00

No nieva siempre a gusto de todos

En nuestra provincia, aunque somos casi siempre noticia por las temperaturas mínimas en los telediarios, lo cierto es que no estamos preparados ante cualquier nevada que se produce. Este último fin de semana y debido al frente polar que invadió la península, nos vimos de nuevo (ya que no es la primera ni la última vez que pasa) colapsados ante la imposibilidad de limpiar todas las carreteras así como la mayoría de las calles de las poblaciones en las que la nieve hizo presencia. Si a todo esto le sumamos que la mayoría de las veces son los propios vecinos con sus tractores y escavadoras los que limpian las calles o incluso los agricultores con sus sembradoras los que esparcen la sal, nos damos cuenta que el parque de maquinaria con el que cuentan las diferentes administraciones para desarrollar su trabajo es escaso, por no hablar de obsoleto.

Bien es cierto que esto nos ocurre con muy poca frecuencia y que disponer de recursos humanos y materiales suficientes para un hecho puntual es imposible. También es cierto que siempre se cuenta con la inestimable colaboración ciudadana en estos casos ya que se lanzan a la calle dejando de lado sus ocupaciones para intentar restablecer tanto las comunicaciones como el tránsito normal de los pueblos.

Un colectivo importante del que siempre se echa mano son los agricultores ya que son los que disponen de maquinaria para realizar estas labores y que nunca dudan en ponerse a disposición para cualquier emergencia. El otro día un agricultor me comentó que hay veces que le han pedido ir a rescatar algún coche que ha caído en alguna acequia o bien que se ha quedado en alguna cuneta, incluso rescatar algún accidentado que ni siquiera la grúa podía acceder, pero ellos con su tractor acudían a echar una mano. Esos mismos agricultores que colaboran con la comunidad son los mismos que piden una PAC justa para poder equipararse a los agricultores de otras zonas geográficas, son los mismos agricultores que no quieren abandonar sus tierras ya que entienden que son parte importante de esta sociedad y que ellos más que nadie son los verdaderos vertebradotes de esta tierra. Hagamos también nuestras sus reivindicaciones y luchemos juntos para hacer un Teruel más solidario pero también más justo ya que no siempre nieva a gusto de todos.

 

Compartir

 

-