J!Analytics

Buscar columnistas

Recibe las noticias en tu e-mail


Alberto González

Con más ganas que nunca…

Con el nuevo año, muchos de nosotros nos imponemos mil y una promesas que queremos cumplir a lo largo del mismo.

De hecho, ya por estas fechas, muchas de esas propuestas se han ido quedando por el camino, por un lado porque nos frustramos al no ver que conseguimos resultados rápidamente o, por otro, porque simplemente se trataba de una promesa dicha en el fragor del momento y que apenas nos motiva.

Pues a mí, una de las promesas que me he autoimpuesto, me ha llegado 26 días tarde y me explico:

El pasado 26 de Enero, se celebró en Alcañiz la Asamblea de socios de la Asociación Protectora de Animales y Plantas del Bajo Aragón.

Tras más de 2 horas de cruce de impresiones, momentos de emoción y de rabia salimos todos los allí asistentes, me atrevería a decir, con un halo de esperanza.

Y es que en la asamblea se renovó parcialmente la junta, miembros entre los cuales me encuentro, gente nueva, con nuevas ideas y que podemos dar un toque diferente que, unido a la experiencia y buen hacer de los miembros de la anterior junta, haremos que ni la desidia de unos ni la indiferencia de otros, lastren las ganas de ayudar a los animales.

Y es que el objetivo final es que la Asociación sea algo más que una mera parcela municipal donde alojar a los animales mientras se les encuentran adoptantes, queremos hacer de esta asociación un ejemplo de dinamismo, de participación de la ciudadanía, queremos escuchar, pero también que se nos escuche.

Las ganas son muchas, pero las necesidades no son menos.

Es por eso que quiero con estas líneas animar a todas aquellas personas que amen a los animales a que presten un rato de su tiempo, hay mil cosas por hacer y queremos hacerlas y para nosotros, ahora, nada es imposible.

Necesitamos ideas, gente dinámica que quiera enseñar a los alcañizanos, que quiera mostrarle a la Comarca entera que el respeto por los animales ha de ser una prioridad para nuestros más pequeños, educarles en el respeto y así convertirlos en un futuro en personas responsables.

No hay nada más importante que educar en los valores del amor y el respeto y los animales son, a este respecto, sin duda, un medio para conseguirlo.

Marchas, eventos, participación en diversos acontecimientos de la ciudad, en colaboración con otras asociaciones, y muchas más actividades.

¿TE APUNTAS?

Compartir

 

-