J!Analytics

Recibe las noticias en tu e-mail


Entre los 7 avisos por explosivos de la Guerra en el Bajo Aragón, un tubo de escape
Jueves, 09 de Febrero de 2017 00:00

La Guardia Civil atendió  36 incidencias relacionadas con artefactos explosivos con origen en la Guerra Civil, hallados en la provincia de Teruel, de los cuales desactivó 35, además de otras sustancias explosivas como dinamita y pólvora.

Siete de estos avisos se dieron en el Bajo Aragón, en las poblaciones de Castellote, Mas de las Matas, Oliete, Monroyo, La Codoñera y Valderrobres.

Curiosamente, uno de estos avisos, se dio en el pantano de Santolea, pero se trató de una falsa alarma, pues era un tubo de escape de un ciclomotor Vespino, que confundieron con un artefacto explosivo.

Los artefactos desactivados en la provincia fueron 22 proyectiles de diversos calibres, 9 granadas de mano de diversa tipología, 3 granadas de mortero y 1 lanzaminas de trinchera.

La Guardia Civil recuerda que la provincia de Teruel fue escenario de numerosas y cruentas batallas durante la Guerra Civil, por lo que 78 años después, siguen apareciendo abundantes proyectiles de la época.

Encontrar este tipo de artefactos puede resultar muy peligroso, por eso no hay que manipularlos, sino llamar a los agentes competentes: de su desactivación se encarga el Equipo de Búsqueda y Localización de Explosivos (EBYL) de la Comandancia de la Guardia Civil de Teruel junto con el GEDEX de la Comandancia de Zaragoza.

Los agentes resaltan la extrema peligrosidad de estos artefactos, explicando que si no se les somete a ninguna acción permanecen en estado “latente”, pero en caso de cualquier manipulación, por pequeña que sea, el resultado podría ser la explosión. En muchas ocasiones existe un exceso de confianza debido al aspecto deteriorado del artefacto por la acción del óxido y el paso del tiempo, pero es necesaria la reiteración de que la mayoría tienen intacta su carga explosiva y son muy peligrosos.

La serie iniciada en el Twitter de la Comandancia de Teruel @GCTeruel, titulada con el hastag #EspecialidadesGCEnTeruel, que informa semanalmente a través de material audiovisual y gráfico de las funciones, servicios y otras curiosidades relativas a las distintas especialidades de la Guardia Civil que operan en la provincia, se dedica al Servicio de Desactivación de Explosivos y Defensa NRBQ.

Recomendaciones de la Guardia Civil:
“Si alguna persona tiene contacto con algún objeto que despierte sospechas de ser un artefacto explosivo la actuación que se recomienda es:

-    NO TOCAR, NO MOVER, NI ALTERAR EN MODO ALGUNO EL OBJETO.
-    Señalar el lugar para poder reconocerlo posteriormente.
-    Dar aviso a la Guardia Civil por los medios que permitan mayor rapidez.

En el caso de que alguna persona tenga en su domicilio algún objeto que considere peligroso:

-    Dar aviso al cuartel de la Guardia Civil más próximo. La atención de estas incidencias es prioritaria, y no deben temer ningún tipo de sanción.
-    Se desaconseja totalmente transportar el objeto hasta un lugar apartado y abandonarlo allí. Ya que además del peligro inherente al transporte, se abandona un objeto peligroso a una situación descontrolada volviéndose más peligroso dado que puede sufrir acciones que le hagan explosionar.

Igualmente es importante recordar que estos artefactos no explosionan espontáneamente (si no se les somete a alguna acción, manipulación, fuego…) por lo que ante su hallazgo hay que mantener la calma y seguir las recomendaciones dadas.

Ante cualquier incidencia, llamar al 062”.

 

Compartir

 

 

-