J!Analytics

Buscar columnistas

Recibe las noticias en tu e-mail


Gonzalo Villa
Martes, 14 de Febrero de 2017 00:00

800

Si miro los dieciocho destinos “I love febrero” de Renfe, el único genuinamente romántico es Teruel. Raquel, a veces creo que lo hacen para disfrutar de tu voz aterciopelada, aunque sea demandando atención. 800 años. En tus brazos está el amor. Lo sé muy bien. Viajen a Teruel en pos de Diego e Isabel. No es tarde.

De Lion
Saroo.- Siento que no pudieras tener hijos.
Susan.- Podía tener hijos. Elegimos no tenerlos. Os queríamos a vosotros. Era lo que queríamos. Os queríamos en nuestra vida. Fue algo que me enamoró de tu padre. Los dos creíamos que en el mundo ya había suficientes personas. Tener un hijo, no garantizaba que hiciéramos un mundo mejor. Pero adoptar un niño que sufría, cómo sufríais vosotros, daros una oportunidad en la vida, significaba algo.
Besoan, tiritatxo, bat geratuko zaizu; bihotzean, berriz, poz handi bat. Eman odola, eman bizia.

De Comancheria
Alberto.- (Tumbado en la cama dando la espalda a Marcus, que ha ido a estar con él y le da la murga con los telepredicadores) En tres semanas podrás ver lo que te dé la gana en la tele, todo el día, hasta podrías hacerlo ahora mismo en tu habitación.
Marcus.- Bah, eso no tendría gracia. ¿Sabes qué Alberto?
Alberto.- ¿Qué?
Marcus.- Dentro de un año, echaras de menos mis burlas. Te harán reír cuando visites mi tumba para desearme lo mejor.
Alberto.- Espero que eso sea mañana.
Marcus.- Eres muy bueno. Al final le cogerás el truco.
Alberto.- ¿No es muy tarde para ti? (sonríe)
Marcus.- Si (abatido) muy tarde.

El amor.

 

Compartir

 

-