J!Analytics

Recibe las noticias en tu e-mail


Desarticulado grupo criminal por robos en naves industriales del Bajo Aragón
Martes, 14 de Febrero de 2017 00:00

La Guardia Civil ha desarticulado un grupo criminal dedicado, presuntamente, al robo de naves industriales y comerciales en el Bajo Aragón.

Hay 2 personas detenidas de 23 y 25 años a los que se les imputan los delitos de pertenencia a grupo criminal y robos con fuerza.

Las investigaciones de esta operación, denominada “REARAS”, comenzaron hace varios meses, al saberse de la existencia de un grupo de personas originarias del este de Europa que podrían integrar un grupo criminal que tenía su base de operaciones en Alcorisa. Allí planificarían el robo en multitud de naves industriales y comerciales del Bajo Aragón, como los perpetrados en Alcañiz, Andorra, Alcorisa, Albalate del Arzobispo y La Puebla de Híjar.

En el transcurso de la investigación desarrollada por el Equipo Territorial de Policía Judicial de la Guardia Civil de Alcañiz, los investigados abandonaron Alcorisa. Pero aún así, los agentes lograron localizarlos en Tolosa (Guipúzcoa) y hasta allí se desplazaron para llevar a cabo las detenciones y los registros domiciliarios.

En los registros fueron intervenidos algunos de los efectos presuntamente sustraídos, así como emisoras radiofrecuencia que el grupo criminal utilizaría para comunicarse durante la perpetración de sus “golpes”. También se lograron hallar indicios que a juicio de los investigadores probarían la autoría de los hechos.

Se les atribuye la supuesta comisión de 45 delitos contra el patrimonio.

Modus Operandi:

La Guardia Civil explica que “principalmente actuaban en los polígonos industriales de las localidades más cercanas al lugar de residencia en las que seleccionaban su objetivo entre naves industriales de empresas dedicadas a la distribución de bebidas, talleres, almacenes agrícolas e industriales, plantas de tratamiento áridos, minas, etc...

Aprovechaban las horas nocturnas. En una misma noche accedían a varias naves industriales utilizando varios vehículos para proporcionarles seguridad a la hora de cometer los robos y además obtener apoyo logístico para transportar el material robado, participando entre tres y cinco miembros del grupo en función de la envergadura del robo planificado.

Para facilitar su huída una vez cometida su acción, el grupo se dividía para dificultar su detección y detención por fuerzas policiales y guardar en lugar “seguro” los objetos sustraídos.

Modo de acceso a las naves:

Los integrantes del grupo criminal accedían a las naves industriales de dos formas. La más frecuente era forzar alguna ventana o puerta. Sin embargo, otro método más especializado que utilizaron fue practicar butrones en los tejados o paredes de las naves para poder visualizar el interior de la nave y estudiar la forma de inutilizar los sistemas de seguridad instalados.

Una vez en el interior de la instalación sustraían dinero en metálico y efectos de naturaleza muy diversa como: cajas de bebidas alcohólicas, herramientas de mano y eléctricas, latas de conserva, ordenadores, máquinas para diagnosis, cable de cobre, cámaras de fotos, medicamentos, productos de higiene, gasoil e incluso vehículos para el traslado de los efectos robados.

La operación ha sido desarrollada por la Comandancia de la Guardia Civil de Teruel, contando con la colaboración de la Guardia Civil de San Sebastián y la Policía Autónoma Vasca y dirigida por el Juzgado de Instrucción nº 2 de Alcañiz (Teruel).

Compartir

 

 

-