J!Analytics

Buscar columnistas

Recibe las noticias en tu e-mail


Ángel Hernández

Esperando los presupuestos

Mediados del mes de febrero, y el común de los aragoneses seguimos esperando a que desde Podemos se decidan de una vez por todas a negociar el presupuesto. Es curioso que todo se rodee de semejante puesta en escena y que seamos los ciudadanos de a pie, los que tanto dicen que les importamos, quienes andemos padeciendo todo esto; porque en el mejor de los casos no llegaremos a abril con la tramitación acabada, y de lo que no hay duda es que nuestras comarcas andan asfixiadas, las asociaciones de todo tipo sin ninguna certeza en su horizonte, no hay proyectos, no hay inversiones y hay una parte muy importante de nuestra economía que ni se mueve, ni puede hacerlo.

Es curioso que todo se haya pospuesto hasta el conclave de Vistaalegre, que a la militancia y a los medios les habrá resultado un proceso apasionante, pero hay mucha gente a la que nos era indiferente. Yo lo que quiero es que nos aprueben de una vez por todos los Presupuestos del Gobierno de Aragón, porque el paripé será de órdago, pero las dificultades que van a sobrevenir de la demora en la aprobación son y serán enormes. Aunque como esto es la nueva política y la nueva política se basa en gestos, en escenificar de cara a la galería y demás, pues a tragar que nos toca.

Yo que me considero joven y que cuando desempeñé mi papel como concejal, lo hice siempre de cara, de forma absolutamente transparente,  no entiendo que ahora quieran venir a pregonar que lo suyo es mejor que lo del resto. Porque en todos estos meses nos han contado dónde, con quien, cómo, pero no lo qué quieren negociar; y llegados a este punto nos hayamos en la línea de salida, sin haber avanzado un ápice. Y parece que ellos, los profetas de la nueva política, no entiendan el problema que sobreviene a esta demora, el drama que se vive en muchos casos; porque el retraso es inseguridad, el retraso genera temor, genera desconfianza y parálisis.

Confío en que de aquí a mi próxima columna, podamos tener algo más de luz al respecto. A buen seguro que nos gusten más o menos, todos tendremos algo que celebrar el día en que los Presupuestos lleguen al BOA.

Compartir

 

-