J!Analytics

Buscar columnistas

Recibe las noticias en tu e-mail


José María Andreu
Viernes, 17 de Febrero de 2017 00:00

Hospital

Mucha gente sabe que yo he estado varios años de portavoz en la Plataforma  por la Defensa de los Servicios Públicos del Bajo Aragón y que una de sus principales reivindicaciones era la construcción de un hospital público y con financiación también pública.

Cuando fue claro que iba a ser el candidato a la alcaldía de Alcañiz por el Partido Socialista, deje dicha portavocía porque lo consideré lo mas honesto y coherente, no por ello he dejado de asistir a las reuniones y a participar en las actividades que se han realizado siempre que he podido.

Por estos motivos entiendo que la Plataforma esté pidiendo celeridad y responsabilidad al Gobierno de Aragón, es más, lo entiendo y lo comparto.

Además estoy seguro que el Presidente de Aragón y el Consejero de Sanidad tienen casi las mismas ganas que los bajoaragoneses de que empiece la construcción del nuevo hospital,  lo primero que hicieron cuando llegaron al Gobierno fue revertir la financiación privada para poder realizarlo con fondos públicos ya que fue una de las promesas de Javier Lambán.

Dicho todo esto hay que ver en qué situación se encuentra en estos momentos el nuevo hospital. La Consejería ha sido muy clara, el proyecto sigue adelante, ya se han abierto los sobres de las 16 empresas que han optado a la construcción y se está comprobando la solvencia técnica y financiera de dichas empresas.

En cuanto a los viales, se están realizando unas modificaciones para que cumpla con el Plan General de Urbanismo,  me consta que se está trabajando conjuntamente los  Servicios Técnicos de la Consejería junto con los técnicos  del ayuntamiento de Alcañiz.

No se puede decir que el Gobierno de Aragón está parado, porque es falso, a los hechos me remito, ni se puede argumentar que con la plurianualidad del proyecto se tiene el dinero asegurado.

Una plurianualidad es un compromiso, un compromiso de inversión anual en un proyecto de especial interés como lo es el hospital de Alcañiz. En ese compromiso aparecen once millones para el 2017, y si, y solo si se aprueban los Presupuestos, podrá ponerse en marcha el hospital. Para el 2016 se consignaron tres millones, que era lo suficiente para los proyectos de construcción y licitaciones complementarias.

Ya está bien que por parte de algunos diputados/as de nuestra zona solo se  vaya a la bronca y al enfrentamiento. Todos tenemos responsabilidades, unos más que otros, hagan el favor de llegar a un acuerdo con los Presupuestos de Aragón, que hablando se entiende la gente y con el enfrentamiento y bronca continua todos salimos perjudicados.

 

Compartir

 

-