J!Analytics

Buscar columnistas

Recibe las noticias en tu e-mail


Olga Montañés

Publico & Privado

Recuerdo, hace ya unos meses, que acudí al Ayuntamiento a presenciar un Pleno ordinario de la corporación municipal. En el debate de una de las mociones, en concreto, la presentada por Ganar Alcañiz proponiendo el estudio y valoración de una re-puesta en marcha del Camping de La Estanca con gestión municipal, escuché a una de las concejalas del PAR exclamar, con una seguridad que llamó mi atención, “¡Lo público sólo tiene que estar dónde no llega lo privado!”, como modo de argumentar su voto en contra a la citada moción. Me impresionó  la tremenda carga ideológica que subyace en esta afirmación, y cómo este pensamiento con claro sesgo ideológico -la ideología liberal no es verdad natural- ha ido calando en el imaginario colectivo convirtiéndose en axioma: lo “público” no es de fiar; ¿y  los trabajadores públicos?, todos unos vagos. En lo “privado”, en cambio, hay gente emprendedora, de los que crean riqueza y empleo, de los que saben hacer las cosas.

Y yo me quedé pensando, mientras barrían la moción de Ganar Alcañiz por contener la frase- anatema: ”estudiar la posibilidad de la gestión municipal…” ¿Por qué, a priori, es menos de fiar la gestión de “lo público” (lo de todos, no nos olvidemos). ¿Por qué desde el Ayuntamiento, que se supone nos representa, no podemos gestionar nuestros propios bienes de la manera más provechosa para los alcañizanos? ¿No es más fácil controlar la gestión, con transparencia y eficacia por supuesto, de lo que uno hace que si lo delegas en un tercero? ¿Por qué este Ayuntamiento no se ha quitado sus orejeras ideológicas y ha permitido que un mal empresario (los hay muy buenos, pero no era el caso) haya echado a perder el camping y su reputación entre los internautas como lugar de acampada? ¿Por qué la deuda de 80.000 euros generada durante estos años, no sé si por un incompetente o un sinvergüenza, SÍ la tenemos que gestionar entre todos?

Tiene algo de religioso, ese convencimiento a ultranza de los liberales, tan paradójico, de que los intereses de todos están mejor protegidos si metemos por medio el ánimo de lucro personal de un empresario y me hace recordar clases de religión de hace ya mucho tiempo en las que me decían: “Dios es Uno y Trino a la vez” y al contestar yo que no lo entendía, me respondían: “Es un Misterio, no se puede entender; lo que hace falta es tener FE”.

 

Compartir

 

-