J!Analytics

Recibe las noticias en tu e-mail


Analizan en Albalate del Arzobispo alternativas empresariales a la minería
Viernes, 10 de Marzo de 2017 00:00

El Gobierno de Aragón comenzó ayer en Albalate del Arzobispo una ronda de visitas a los municipios mineros turolenses.

Desde el Gobierno de Aragón indican que “el objetivo era conocer de primera mano las necesidades, posibilidades y potencialidades del municipio, al igual que se hará en lo sucesivo, con el propósito de que desde la Administración de la Comunidad Autónoma pueda trabajarse en conjunción con cada ayuntamiento para la captación de empresas e inversores, analizando las posibilidades de acogida propias de cada lugar, en orden a las infraestructuras y dotaciones con que cuenta, en cuanto a disponibilidad de agua, gas, potencia eléctrica instalada, suelo industrial disponible, suelo ganadero, etc.”.

La segunda jornada tendrá lugar el 14 de marzo en Alcorisa.

Sobre los proyectos en Albalate, desde el Gobierno de Aragón dicen que este municipio “ha apostado para la convocatoria del Plan Miner pendiente este año para infraestructuras, entre otros, por dos proyectos ligados a la transformación de alabastro en zona industrial, así como a un proyecto de eficiencia energética en el acceso al polígono industrial Eras Altas, y también a la restauración de tres antiguas zonas mineras, hoy abandonadas, rehabilitaciones que también tienen cabida en el actual Plan. Además, el Ayuntamiento presentará un proyecto de ampliación de la residencia de mayores de la localidad gracias al cual podría aumentar el número de plazas y crear nuevos puestos de trabajo”.

Añaden que “aparte de estas ayudas pendientes del Plan Miner y las que se han tramitado ya, el Gobierno de Aragón también está trabajando en un plan de reindustrialización dirigido a la generación de entornos favorables para la captación de inversiones. En esta línea se inscriben los contactos con el Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente para que se habiliten 20 millones de euros para retomar y terminar el proyecto de elevación de aguas del Ebro al polígono industrial de Andorra, que quedó interrumpido en etapas anteriores. La dotación suficiente de agua es fundamental para hacer competitivo este polígono y atraer por ejemplo a industrias agroalimentarias.

La reciente declaración de interés autonómico de los proyectos de parques eólicos que se implanten en las comarcas mineras también es otro avance significativo, que puede resultar especialmente atractiva para que la gran subasta estatal de energías renovables prevista este año tenga como beneficiarios a estos territorios”.

Compartir

 

 

-